“Castelló” ya no es un topónimo exclusivo

Carrasco: “A Castellón no solo nos han quitado la identidad en castellano, sino que ahora la denominación en valenciano de nuestra ciudad ya no es exclusiva”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha lamentado que “utilizar el topónimo ‘Castelló’ para Villanueva de Castellón, un municipio que también pertenece a la Comunitat Valenciana y que además se encuentra apenas a una hora y media en coche de nuestra ciudad puede generar confusión entre la ciudadanía y mermar notablemente la visibilidad de la capital de La Plana”.

En ese sentido Carrasco, que ha recordado que el PP ya presentó un recurso ante el TSJCV contra la eliminación del topónimo en castellano ‘Castellón’, ha pedido al equipo de gobierno que “recurra” la decisión del Consell y solicite “que se anule un decreto que reconoce que ni el ‘nom és Castelló’ ni vamos a ser los únicos con esa denominación en la Comunitat Valenciana, lo que claramente supone un agravio comparativo, por lo que el PSPV de Castellón no debería tolerar esta incongruencia”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha pedido a la alcaldesa Amparo Marco que “defienda la exclusividad en la identidad y los intereses de la ciudad” y recurra el decreto del Consell que hoy se ha publicado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) por el que se aprueba el cambio de denominación oficial de Villanueva de Castellón, conocido también como Castellón de la Ribera, por la forma exclusiva en valenciano ‘Castelló’. El mismo topónimo que en la actualidad se emplea desde el propio consistorio en toda la documentación oficial que se emite desde el propio ayuntamiento o llega a sus instalaciones.

“No solo nos ha quitado la identidad en castellano, sino que ahora la denominación en valenciano de nuestra ciudad deja de ser exclusiva”, ha lamentado Carrasco, que ha remarcado que “utilizar esta denominación para un municipio que también pertenece a la Comunidad Valenciana y que además se encuentra apenas a una hora y media en coche de nuestra ciudad puede generar confusión entre la ciudadanía y mermar notablemente la visibilidad de la capital de La Plana, especialmente de cara al turismo”.

“El decreto no hace sino acrecentar las dudas en torno a la denominación oficial de nuestra ciudad”, ha valorado la portavoz municipal del PP, que ha pedido al equipo de gobierno municipal liderado por la alcaldesa Amparo Marco que “estudie las diferentes vías disponibles para recurrir esta decisión del Consell y solicite la revocación del decreto antes de que expire el plazo de dos meses que establece para ello la propia legislación”.

“Hay que parar este cambio”, ha señalado Carrasco, que también ha recordado que el PP interpuso formalmente este verano un recurso contencioso-administrativo ante el tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) contra la decisión del Consell y del gobierno municipal de PSOE y Compromís de eliminar el topónimo en castellano ‘Castellón’, a favor del uso exclusivo de su forma en valenciano, ‘Castelló’.

La edil ha lamentado que “mintieron a la ciudadanía cuando, hace apenas dos años, respaldaron una campaña para justificar el cambio de topónimo de nuestra ciudad por su forma exclusiva en valenciano y ahora resulta que el propio Consell reconoce que ni el ‘nom és Castelló’ ni vamos a ser los únicos con esa denominación en la Comunitat Valenciana, lo que claramente supone un agravio comparativo para los intereses de todos los castellonenses, que van a verse obligados a tener que clarificar mejor a partir de ahora su procedencia, por lo que el PSPV de Castellón no debería tolerar esta incongruencia”.

“Si ahora este municipio de la comarca de la Ribera Alta se llama ‘Castelló’, ¿cómo nos llamamos ahora nosotros para evitar que las personas que quieran visitarnos se confundan o puedan situarnos de manera efectiva y sin dar lugar a errores en el mapa de la Comunidad Valenciana?”, se ha preguntado la edil del PP.

En ese sentido, la portavoz del Grupo Municipal Popular ha pedido a la alcaldesa de Castellón que “deje de agachar la cabeza ante los intereses de su partido, pida explicaciones ante la Presidencia de la Generalitat ante la aprobación de este cambio de denominación y dé un paso al frente para reivindicar el uso exclusivo de un topónimo con el que quieren que se identifiquen cerca de 170.000 personas en nuestra ciudad y que ahora queda totalmente en entredicho por un equipo de gobierno que no defiende la identidad de aquellos a quienes dice representar”.

Deja un comentario