Castellón 1 – Teruel 1

Un punto nisuficiente.

 

El partido empezó con acciones ofensivas por ambas partes que Valera y Campos frenaron con buenas intervenciones pero fue el Castellón quien  logró adelantarse en el marcador con un gol de Jairo Cárcaba.

 

En la segunda parte cambió la decoración y fue el Teruel quien se adueñó del partido hasta que Jorge Ortí consiguió el gol del merecido empate tras una gran jugada aragonesa.

 

Los dos equipos lucharon hasta desfondarse en la recta final del encuentro sabedores de que un solo punto no era suficiente para nadie pero el gol no llegó.

 

 

 

 

1 comentario en “Castellón 1 – Teruel 1”

  1. Me parece que Oscar Cano no tiene soluciones para revertir esta situación Y si no hay una reacción inmediata del técnico, volvemos a Tercera antes del final de la competición.
    Este equipo esta condicionado por su falta absoluta de juego colectivo y combinativo, tanto que. da la sensación que juega a Nada, y el aficionado de Castalia que es muy sabio y entiende mucho de esto, protesta tantas veces con razón Por eso, cualquier equipo que pasa por el Estadio nos enseña las vergüenzas
    Pero hay otras armas que existen, pero que Cano todavía no ha caído en ellas y que se pueden poner en práctica para contrarrestar la superioridad técnica y colectiva de nuestros rivales.
    Una de ellas sería presionar mucho más la salida del balón del rival, para que éste llegue con más dificultades a la zona de creación, incluso nos podría dar ocasiones de gol con robos de balón cerca del área contraria. Me temo que para esto falta valor, pues el técnico podría pensar en dejar demasiados espacios atrás que nos podrían condenar. Pero hay otras armas sin tanto riesgo, que se podrían poner en juego, y son, sin duda, la velocidad, la verticalidad y la rapidez en un juego planteado de contraataque. Y por último, siempre cabría explotar las bandas, con laterales profundos, bien secundados por extremos con capacidad de desborde. El Club le ha dado a Cano buenos extremos, pero han sido mal o no utilizados. Además Cano tiene condenados al ostracismo más absoluto a los laterales natos, Rubén y Verdú, que bien secundados y doblados por los extremos, que los hay en cantidad en la plantilla, podrían alcanzar lineas de fondo para suministrar pases de gol a los que llegan desde atrás. Y un apunte, Jairo Cárcaba debe ser titular indiscutible, como delantero centro. Ësta es la cuestión. O el equipo cambia radicalmente su actual sinsentido, pierde el miedo a perder, o estamos condenados a regresar a la “tercerola” antes de tiempo. Y si Cano no admite alguna de estas lógicas sugerencias y es reacio a poner en práctica alguna de ellas, el Club debe pensar en cesarlo ya y traer, por ejemplo, a Kiko Ramírez, un entrenador que dejó impronta por se un técnico valiente, ofensivo y con criterio. Con este entrenador, la permanencia, y tal vez, algo más, todavía sería posible. El aficionado se podría ilusionar y volver a llenar Castalia

Deja un comentario