Castellón afronta el periodo de lluvias con 221 instalaciones para evitar inundaciones y refuerza la gestión ambiental

El Ayuntamiento invierte este año 2 millones en obras de saneamiento y en dotaciones contra la contaminación

Castellón afronta el periodo de lluvias con 221 instalaciones antiinundaciones con un nivel de evacuación de 32 metros cúbicos por segundo y refuerza la gestión ambiental con la inversión en tres nuevos tamices anticontaminación que evitan la llegada al mar de aguas residuales sólidas. La alcaldesa, Amparo Marco, y el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, han informado este miércoles en la estación de bombeo del camí de la Segona Travesera del Protocolo de Actuaciones ante las Lluvias del Ayuntamiento de Castellón 2020-2021 y las inversiones ejecutadas en la red hídrica de saneamiento y pluvial, junto a técnicos del Departamento Municipal de Servicios Urbanos y de Infraestructuras y de la empresa concesionaria de la gestión del agua- FACSA-.

“Desde el año 2015 ya empezamos a poner medidas para solucionar el problema de inundaciones tras episodios de fuertes lluvias y hemos invertido más de 5 millones de euros en obras antiinundaciones para que en zonas como la Marjalería se minimice al máximo el riesgo de inundaciones”, ha destacado la alcaldesa, Amparo Marco.

“El objetivo fundamental del protocolo de lluvias que hoy presentamos es establecer las medidas de prevención y los procedimientos de actuación de los equipos y sistemas de evacuación de aguas, principalmente en episodios de lluvias torrenciales o de gota fría en Castellón”, ha detallado Marco. “Por eso, es importante revisar año tras año este plan de actuación, así como abordar las mejoras necesarias en la red de infraestructuras para optimizar la respuesta e incrementar la capacidad de evacuación de las aguas”, ha puntualizado.

El concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, ha resaltado la capacidad del Protocolo Municipal en el último año hidrológico (de septiembre de 2019 a agosto de 2020), en el que se activó 11 veces durante 55 días y se registró una caída de 600 litros por metro cuadrado, cuando la media de la provincia es de 434. Navarro ha subrayado el esfuerzo realizado por los técnicos municipales y de Facsa para hacer frente a los temporales de este ejercicio, con las DANA de diciembre y marzo y Gloria de enero, siendo el pasado 4 de diciembre el día más lluvioso de este mes desde 1911.

Navarro ha explicado que durante 2020 se han invertido dos millones de euros en actuaciones vinculadas con la red de alcantarillado y prevención de inundaciones, así como en tres nuevos tamices que evitan la llegada al mar de residuos sólidos “Inversiones que benefician nuestro ecosistema y nuestra relación con el entorno y que minimizan la contaminación de las aguas”, ha aseverado. 916.000 corresponden al colector de Borriol y obras de saneamiento en Castellón, mejoras en la estación de bombeo de aguas residuales de la Plana (EBAR, 128.139 euros), EBAR de Ferrandis Salvador (98.006), EBAR del Planetario (136.353 y nuevo alcantarillado de Los Ángeles (750.000).

Las 221 instalaciones hídricas están conformadas por 12 estaciones de Arquímedes, 143 bombas de evacuación, 28 grupos electrógenos y 34 compuertas. El Protocolo activa 28 actuaciones con la caída de 10 litros por metro cuadrado y 35 cuando se superan los 30. La capacidad de evacuación de 32,8 metros cúbicos por segundo equivale al agua de una piscina olímpica, ha añadido Navarro.

Deja un comentario