Castellón agiliza el Plan General y prevé abrir una segunda exposición pública antes de acabar el año

Marco destaca la importancia de aprobar el documento para que sea motor económico, dé estabilidad jurídica y atraiga inversiones

El Ayuntamiento de Castellón avanza en la tramitación del Plan General (PG) con la previsión de abrir una segunda exposición al público antes de finalizar el año y agilizar así la aprobación del documento urbanístico que define el modelo de ciudad de los próximos 20 años. La alcaldesa, Amparo Marco, y los concejales Rafa Simó y José Luis López, han detallado el estado actual de la tramitación, que pasa por la revisión por parte de los técnicos municipales de la Declaración Ambiental y Territorial Estratégica (Date) emitida por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, que es favorable al nuevo plan urbanístico elaborado, aunque propone introducir modificaciones en el Plan General Estructural (PGE) en las que se trabaja.

“Ahora mismo, y tras años de tramitación y de mucho trabajo, se están dando los pasos decisivos para que Castellón tenga cuando antes un Plan General que restituya la legalidad urbanística tras la anulación del anterior Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en 2008”, ha asegurado la alcaldesa. “El nuevo Plan General de Castellón es un instrumento fundamental para la ciudad, no solo por el ordenamiento urbanístico que supone, sino también porque da seguridad jurídica y genera inversiones”, ha explicado Marco. “Aprobarlo es uno de nuestros retos como equipo de gobierno y una necesidad para la ciudad. Especialmente ahora es importante como motor económico para Castellón, para afrontar un futuro marcado por la crisis sanitaria de la covid-19 y para paliar sus efectos económicos y sociales”, ha resaltado Marco.

Por su parte, Simó -en la que ha sido su despedida pública como edil tras el nombramiento como presidente de la Autoridad Portuaria- ha detallado las modificaciones del Plan General Estructural que plantea la Date, clasificándolas en cinco tipos: las que proponen una modificación de la clasificación de suelo; las que requieren de una aclaración de la solución propuesta; las que afectan al Plan de Ordenación Pormenorizado (POP) o a la posterior ejecución urbanística pero no tanto al planeamiento; las que piden modificar alguna ordenanza urbanística; y las cuestiones a resolver con otras administraciones.

Respecto a las correcciones de clasificación de suelo, la Date propone que los sectores SR Senillar y SR Litoral se clasifiquen como suelo no urbanizable, al igual que Mestrets y la parte del SR Borriolench situada en la margen izquierda del Riu Sec. Además, elimina el sector Pozo La Alegría (Benadressa), pero parte del mismo -en aquellos suelos que cumplen los requisitos para tener dicha clasificación- se convierte en suelo urbano. Y la delimitación del sector Plataforma Logística debe recortarse por el sur. No obstante estas modificaciones en el PGE, Simó ya ha avanzado que la idea es intentar desarrollar los sectores Senillar, Litoral y Plataforma Logística mediante Planes Especiales dentro del PAT (Plan Acción Territorial de Castellón).

En cuanto a las aclaraciones de las soluciones propuestas, destaca la de la Marjaleria, donde se acepta la clasificación del suelo prevista pero se pide un seguimiento en el desarrollo de los procesos de urbanización blanda que se han propuesto, fijando plazos máximos de ejecución (10 años, más otros 2 si las obras ya están iniciadas).

En las correcciones que afectan al POP o a la posterior ejecución urbanística, la Date especifica que el Plan de Ordenación Pormenorizada deberá de definir las condiciones a adoptar las edificaciones frente al riesgo de inundación en los sectores SR Riu Sec, al SR Tombatossals, la parte del sector SR Borriolench situada en la margen derecha del Riu Sec y la ampliación del suelo urbano situada entre el Hospital General y la Ronda Norte. Además, la viabilidad de los sectores SI Plataforma Logística y SI-CTRA Grau-Almassora queda supeditada a la aprobación de un estudio de inundabilidad específico y la elaboración de un estudio hidrológico-hidráulico. Asimismo, en el momento de desarrollo de sectores,  se deberá incluir la necesidad de elaborar un estudio acústico; y en los sectores de suelo urbanizable de uso predominante industrial se deberá contemplar la reserva de una o varias parcelas cuya calificación urbanística permita albergar, al menos, una infraestructura de transferencia de residuos industriales, peligrosos y no peligrosos.

Entre las modificaciones que afectan a ordenanzas urbanísticas, se especifica que deberá modificarse la regulación de los usos en el suelo no urbanizable que tienen que ver con viviendas aisladas, ganadería y suelo protegido, entre otros. Y también que se deberán aclarar los usos y edificabilidades en la zona del aeródromo para no favorecer una edificabilidad alta, que se actúe con bajo impacto y que se preserven los valores mediombientales del entorno.

Por último, la Date también contempla cuestiones a resolver con otras administraciones, advirtiendo que deberá haber pronunciamiento definitivo por parte de administraciones que aún no lo han hecho. No obstante, en este caso, el procedimiento sigue adelante y puede llegar a ser la Comisión Territorial de Urbanismo quien pida esos informes antes de la aprobación definitiva del PG.

El nuevo concejal de Urbanismo, José Luis López, por su parte, ha avanzado que la previsión es que “antes de final de año se pueda llevar a pleno el Plan General Estructural modificado en función de la Date, las alegaciones y el documento modificado del pormenorizado, para poder abrir una segunda exposición pública de ambas partes del Plan General”.

Deja un comentario