Castellón amplía la red de baños públicos e instala seis nuevos en puntos estratégicos de la ciudad

Marco destaca la apuesta por la inclusión y la mejora que suponen para familias con niños, mayores y personas con movilidad reducida

Castellón amplía la red de baños públicos con otros seis que se ubican en la plaza Fadrell, en el entorno de la calle Onda, los aledaños de la estación de Renfe, la plaza Doctor Marañón, los alrededores de la Biblioteca Rafalafena y el parque Juegos Tradicionales. Estos se suman a los ocho instalados durante el pasado mandado, en las plazas Botánico Calduch y Juez Borrull, en el parque Geólogo Royo, en la avenida Rey don Jaime, plaza Fernando Herrero Tejedor, Ronda Este, plaza de la Paz y junto al Mercado Central.

“La red de baños públicos que ahora ampliamos contribuye a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, sobre todo de colectivos como las familias con niños pequeños, personas mayores o con alguna discapacidad, que ahora disponen de servicios municipales abiertos”, ha explicado la alcaldesa, Amparo Marco, durante la recepción de las obras, junto al concejal de Obras y Proyectos Municipales, José Luis López, y técnicos municipales. “Con los seis nuevos aseos, Castelló ya contará con catorce baños públicos, inclusivos y adaptados, por toda la ciudad. Esta es una iniciativa por la que la ciudad es ejemplo en materia de inclusión a nivel nacional, como así nos lo han trasladado desde la Federación Española de Municipios y Provincias”, ha resaltado Marco.

Por su parte, López ha destacado la apuesta del equipo de gobierno por inversiones con sentido social como esta, incluida en el paquete de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), con un presupuesto de 294.000 euros. “Un proyecto que consolida a Castellón como una ciudad cada vez más accesible e inclusiva, con aseos unisex y adaptados a las personas con movilidad reducida, que tiene un impacto directo en el día a día de la ciudadanía”, ha indicado.

Los nuevos baños son seis módulos prefabricados revestidos con cerámicas de diferentes clases cada uno y fabricadas en la provincia de Castellón. Cada uno de ellos consta de una cabina de aseo autolimpiable de dimensiones 2,2×2,2 metros con control de acceso automático y sistema de detección de presencia. Además, como una de las mejoras de la obra, incluyen cambiadores de bebé.

Con este proyecto, el gobierno municipal continúa potenciando las instalaciones públicas para mejorar el bienestar de la ciudadanía y hacer de Castellón una ciudad más inclusiva, como así se ha reconocido a nivel nacional a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que ha destacado esta iniciativa como ejemplo.

Deja un comentario