Castellón anima al pequeño propietario a participar en la bolsa de alquiler social a cambio de los nuevos incentivos públicos

Vivienda ofrece novedades a los propietarios que dispongan de pisos vacíos para cubrir la demanda social

La Concejalía de Vivienda del Ayuntamiento de Castellón anima al pequeño propietario a participar en la nueva bolsa de alquiler social y para ello subraya los nuevos incentivos públicos que propone a cambio de fijarse un precio máximo que propicie alquileres asequibles. El Ayuntamiento pondrá en vigor esta iniciativa en enero y mientras tanto espera recibir las primeras propuestas para coordinarlas con la lista de demandantes de vivienda.

“El diagnóstico del Plan Estratégico de Vivienda que acabamos de presentar pone de manifiesto que en la ciudad tiene una demanda potencial de 4.260 viviendas sociales. Por ello desde la Concejalía de Vivienda estamos diseñando diferentes medidas para atender estas necesidades. Una de las mismas es la nueva bolsa de alquiler social. Para impulsarla hemos incluido unas serie de incentivos para los propietarios para que tengan garantías para su cesión”, explica la concejala de Vivienda, María Jesús Garrido.

La bolsa de alquiler del Ayuntamiento, que fue presentada la semana pasada con el lema en “Castellón, alquilamos”, incluye para cada propietario el pago de 1.500 euros, una bonificación del IBI del 90 %, prioridad en la convocatoria de reformas de interior (hasta 4.000 euros), asesoramiento de la Oficina Municipal de Vivienda y un depósito de hasta 3.500 euros para sufragar impagos y desperfectos.

El precio de alquiler se situará en los 4 euros por metro cuadrado en viviendas de entre 60 y 100 metros cuadrados, no superándose los 400 euros por mes. Con este coste bajo, la Concejalía espera facilitar nuevos pisos asequibles para familias que integran la lista de demandantes del Ayuntamiento.

Los interesados pueden ponerse en contacto a través de vivenda@castello.es o el teléfono 669590440.

Deja un comentario