Castellón aprueba la contratación con fines sociales del servicio de recogida y reciclaje de ropa usada

La gestión de los textiles de manera independiente al resto de residuos permitirá ahorrar más de 200.000 euros al consistorio

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Castellón ha aprobado la contratación del servicio de reciclaje de la ropa usada, mediante un contrato reservado. De este modo, la prestación del servicio se hará por parte de una empresa sin ánimo de lucro y favorecerá la generación de puestos de trabajo para personas en riesgo de exclusión. Además, la gestión de los textiles por parte de la firma adjudicataria permitirá un ahorro de más de 200.000 euros al consistorio y tendrá una duración de tres años prorrogables.

El concejal de Reciclaje y Gestión de Residuos, Ignasi Garcia ha destacado que “estos es el segundo contrato de este tipo que gestionamos desde el área de Reciclaje y Gestión de Residuos y supone que, además de los beneficios medioambientales, reforzamos también la creación de empleo y apostamos por políticas sociales”. Garcia también ha explicado que los textiles son uno de los materiales que más contamina y con la recogida selectiva “podemos separar aquellos productos que tienen la posibilidad de tener otra vida de aquellos que no, pero de los cuales podemos reutilizar los materiales”.

El consistorio cederá pues el espacio para la colocación de los contenedores en vía pública y será la adjudicataria la que asuma la gestión integral del proceso. Tal y como se desprende del pliego de condiciones aprobado, el Ayuntamiento se asegura la colocación de los contenedores en 54 puntos repartidos por todos los distritos de la ciudad. Con esta contratación, el Ayuntamiento instalará nuevos contenedores para la recogida selectiva de ropa, calzado y otros residuos textiles y se incluye también el servicio de mantenimiento y limpieza de los depósitos.

Las tareas de recogida se llevarán a cabo dos veces al mes, excepto si se detectan desbordamientos ante los que sea necesario llevar a cabo una recogida más. Asimismo, se realizarán campañas de sensibilización y concienciación sobre la recogida del textil. La administración municipal también tendrá la información sobre la cantidad de ropa recogida, así como la aparición de cualquier incidencia y el destino del textil reciclado.

Además de la recogida, el consistorio se asegura la gestión de los residuos textiles, así como el transporte del material a las instalaciones pertinentes para su almacenamiento y tratamiento. La Concejalía de Reciclaje y Gestión de Residuos mantendrá un control específico sobre la recogida de los ropa, calzado y complementos, así como la resolución de problemas por el posible mal uso.

Actualmente, el Ayuntamiento de Castellón asume un coste de más de 200.000 euros para hacerse cargo de la recogida de los residuos textiles de la ciudad, un coste que se ahorrará con el nuevo mecanismo de contratación social. Además, Castellón mantiene la apuesta por la reducción de los residuos y cumple con las directrices establecidas en el Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana (PIRCV).

Este es lo del segundo contrato reservado activado por la Concejalía de Reciclado y Gestión de Residuos. El primero fue para el servicio de recogida de las pilas usadas, tanto para la casa consistorial como para otros edificios municipales, colegios y contenedores en vía pública. En este caso, el contrato también tiene una duración de tres años con posibilidad de alargarse dos más si se dan las condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *