Castellón avanza en el proceso de creación de un nuevo instituto en Crémor

La Junta de Gobierno Local prevé aprobar el proyecto de expropiación de más de once mil metros cuadrados por seiscientos sesenta y seis mil setecientos ochenta y tres euros.

 

El Consistorio de Castelló impulsa la obtención de suelo dotacional docente para un nuevo instituto en la zona de Crémor con la aprobación terminante prevista en la Junta de Gobierno Local del proyecto de expropiación de los terrenos precisos. Así, se prevé elevar a la Junta de Gobierno Local la resolución de las alegaciones presentadas, al lado de la aprobación terminante del proyecto de expropiación y la autorización del gasto de seiscientos sesenta y seis mil setecientos ochenta y tres euros a que asciende el justiprecio pertinente a las fincas afectadas por la expropiación.

Avanzamos en la obtención de suelo dotacional en la zona de Crémor que nos posibilitará impulsar una nueva infraestructura educativa como es un instituto.

Conforme ha explicado la primera edila, Amparo Marco.

Seguimos así impulsando la mejora de la zona del Riu Sec, que vamos a convertir en un corredor medioambiental, que recobrará el entorno para la ciudadanía y lo transformará en un espacio sostenible, inclusivo y afable, conforme con el Castelló que diseña el nuevo Plan General y en línea con otros proyectos estratégicos de ciudad.

Ha agregado, Amparo Marco.

Por su lado, el concejal de Urbanismo, José Luis López, ha detallado que este proyecto de urbanización de la zona de Crémor “mejorará la zona y va a crear nuevos servicios para la ciudadanía”.

La del suelo dotacional docente es la segunda fase del proceso de expropiación de terrenos enmarcada en el proyecto de urbanización de la Ribera del Riu Sec. La primera fase de expropiaciones, que empezó en el mes de marzo del pasado dos mil veintiuno, afectó a terrenos de dos mil ciento sesenta y cuatro metros cuadrados precisos para la ejecución de los nuevos viales y servicios generales marcados para el proyecto de urbanización de la Ribera del Riu Sec en la zona de Crémor, con un presupuesto de tres con tres millones de euros, que prevé la mejora de las conexiones en el ámbito de Crémor, como la mejora de las riberas del río, creando zonas verdes y rutas ciclopeatonales.

La mejora de dotaciones de la zona de Crémor es complementaria al plan para la transformación del Riu Sec en un corredor medioambiental de cuatro con tres kilómetros entre el puente de la variación de la N-340 y la glorieta donde se empieza el cubrimiento del río en la avenida de la Vall d’Uixó. Un proyecto global de restauración y puesta en valor de esta zona con un presupuesto estimado de veinte millones y un periodo estimado de ejecución hasta el año dos mil veintiocho.