Castellón confirma la tendencia a la baja en la generación de residuos a la vez que crece el reciclaje

A pesar de que la recogida de basura superó las 63.000 toneladas en 2020, esta cifra es un 8,44% menor que en el anterior ejercicio

Reciplasa, la empresa pública que gestiona los residuos en Castellón, ha informado sobre los datos de recogida selectiva en la ciudad. En ese sentido, destaca la reducción de los residuos generados, mientras que el reciclaje aumenta. En el global, la capital de La Plana ha pasado de 69.120 toneladas de residuos generados a 63.285 toneladas, lo que significa un 8’44% menos de basura.

Por el contrario, las cifras de Reciplasa confirman el crecimiento del reciclaje en Castellón. En total, la separación aumentó un 11’3% durante el año 2020. En el caso de los envases ligeros,la recogida se sitúa en 1.700 toneladas, con incremento de 17%, mientras que el papel y cartón recogidos crecen un 2%, con más de 2.800 toneladas acumuladas. La recogida de vidrio también aumenta hasta las 1.721 toneladas y crece un 15% al respecto de 2019.

La variación de las cifras ha sido producto de los cambios en los patrones sociales derivados de la pandemia. El cierre de negocios y actividades no esenciales ha supuesto una disminución en la generación de residuos de estas actividades. Al crecer la recogida de basura en el hogar, ha crecido también el reciclaje, un fenómeno al que también ha contribuido el mayor número de contenedores de selectiva que hay en la ciudad. Y es que Castellón, mediante la Concejalía de Reciclaje y Gestión de Residuos, ha duplicado en dos años el número de depósitos y ha pasado de 1.500 a más de 3.000.

El titular del área, Ignasi Garcia, ha valorado como mucho positivos estos datos, puesto que indican que “cada vez enviamos menos residuos a la planta de Reciplasa”, y por tanto menos residuos tienen que ser trasladados o derivados a vertederos. Los datos sobre reciclaje también evidencian que “estamos en el camino correcto para cambiar hacia un modelo de economía verde, con una gestión sostenible de residuos y que sea respetuosa con el medio ambiente”.

En detalle, las cifras de recogida facilitadas por Reciplasa muestran que el servicio ha recuperado 55.482 toneladas de restos domiciliarios, un 8’56% menos que en 2019. Las brigadas municipales han recogido 184 toneladas de residuos, una cifra que cae 6’9%. En cuanto a la basura recogida en limpieza viaria, Castellón registra una bajada considerable al pasar de 1.088 toneladas a 810 toneladas recogidas, que equivale a un 25’55% menos.

El descenso en el caso de los residuos de los mercados pasa de 1.618 toneladas a 1.175 toneladas, un 27’38% menos. Los ecoparques móviles también han sufrido un descenso de la recogida de basura, pasando de las 1.435 toneladas a las 1.211 toneladas, un 15’61% menos. En el caso de las clínicas, han generado un 17’39% menos de residuos respecto a 2019, con 1.660 toneladas de residuos.

Incremento de limpieza en playas y en recogida de voluminosos

Cabe señalar que la tendencia cambia con la recogida de voluminosos, puesto que aumenta un 4’44%. A pesar de que se observa algún descenso puntual a lo largo del 2020, la recogida de voluminosos aumentó durante los meses posteriores al confinamiento domiciliario. Igualmente, aumentó un 6’76% la recogida de residuos a playas como consecuencia de la intensificación de los trabajos para garantizar la limpieza de estos espacios durante la temporada estival.

Recogida de la materia orgánica

El caso de la materia orgánica, se tiene que analizar aparte, puesto que se inició su recogida en el mes de septiembre del año pasado. En ese sentido, se recogieron más de 800.000 kilos de materia orgánica desde la implantación a Castellón hasta final del año. Según las encuestas realizadas por el equipo de educación ambiental, el sistema registra una aceptación de más del 80% en la capital de La Plana y el consistorio trabaja para mejorar la información a la ciudadania sobre la correcta utilización del contenedor marrón.

Deja un comentario