Castellón destinará el 20% de su superávit a gasto social para hacer frente a la crisis por la covid-19

El gobierno municipal dedicará 350.000 euros más a ayudas de emergencia social y al albergue provisional

El Ayuntamiento de Castellón va a destinar el 20% de su superávit a gasto social con la finalidad de hacer frente a la crisis producida por la covid-19. El gobierno municipal ha informado este miércoles en la comisión plenaria de Gobierno Interior del expediente de modificación de crédito para poder utilizar un total de 349.766,49 euros de remanente de tesorería positivo de los presupuestos de 2019 con el objetivo de destinar ese importe a políticas de gasto social para paliar los efectos de la emergencia social por coronavirus. Esta modificación de crédito, aprobada por decreto de alcaldía, se hace en base a los Reales Decretos-Ley 8/2020 y 11/2020, de 17 y 31 de marzo, respectivamente, de medidas urgentes extraordinarias y complementarias para hacer frente al impacto económico y social de la covid-19.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha explicado que esta normativa permite a los ayuntamientos destinar hasta el 20% del superávit presupuestario a financiar gastos corrientes y de inversión en servicios sociales y políticas de promoción social. “El Ayuntamiento de Castellón cumple con los requisitos financieros y presupuestarios necesarios para poder destinar este porcentaje de nuestro superávit a políticas de emergencia social y ayudar así a quiénes están sufriendo las consecuencias sociales de esta crisis sanitaria global”, ha indicado Marco.

La alcaldesa ha destacado que esta modificación, solicitada a través de la Concejalía de Bienestar Social y Dependencia, “va a permitir destinar 221.611,81 euros a ampliar la dotación de las partidas para garantizar ingresos suficientes a las familias y asegurar la cobertura básica de sus necesidades”. El resto, 128.164,68 euros, se destinará al albergue provisional habilitado por el Ayuntamiento para acoger a personas sin hogar ante la crisis sanitaria.

Por su parte, el concejal de Atención Ciudadana y Transparencia, Ignasi Garcia, ha recalcado que “la voluntad del Acuerdo de Fadrell es reforzar el área de bienestar y las políticas sociales para hacer frente a la crisis sanitaria y económica”. Así, Garcia ha destacado la importancia de crear un “escudo social” que evite que ninguna persona quede atrás en esta situación de emergencia. “No es casualidad que el bienestar sea el primer punto de la hoja de ruta del gobierno, para el Acuerdo de Fadrell esta es una prioridad absoluta”, ha explicado el regidor.

Esta resolución deberá ser convalidada en el próximo pleno de mayo del Ayuntamiento de Castellón.

Deja un comentario