Castellón encara la recta final del cambio a LED de 24.000 farolas para un alumbrado más eficiente y verde

Castellón encara la recta final del cambio a LED de 24.000 farolas para un alumbrado más eficiente y verde

El Grao, el Centro y las zonas Este y Oeste completan la renovación de su red lumínica y los distritos Sur y Norte finalizarán el montaje en noviembre

La trasformación del mapa lumínico de Castellón en un sistema más eficiente, sostenible, preciso e inteligente es ya palpable. Renovar con tecnología LED los 24.000 puntos de luz que integran casi al completo el alumbrado urbano de la ciudad era el reto del proyecto de financiación europea gestionado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE). Una actuación que también persigue transitar de manera firme hacia una economía baja en carbono gracias a las más de 7.000 toneladas de CO2 que se evitarán a la atmósfera; la reducción de los niveles de contaminación lumínica y el coste de la factura de la luz, que bajará en 1,9 millones de euros al año.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha destacado que ya se ha culminado esta transformación lumínica en cuatro de los seis distritos objeto del proyecto. “Siete meses después del inicio del proyecto, ya se ha finalizado la instalación en cuatro distritos y en otros dos se está encarando la recta final”, ha indicado. “Una sustitución de alumbrado por otro más sostenible con el Castellón es ahora más verde y saludable”, ha recalcado.

Con el objetivo de divulgar entre la ciudadanía el impacto positivo del nuevo alumbrado LED, dar a conocer sus beneficios en el día a día e informar sobre el avance del proyecto, este jueves, 30 de septiembre, se ha puesto en marcha un evento de street marketing en la plaza de la Pescadería con un punto informativo desde el que se han distribuido dípticos y merchandise.

El primero en estrenar iluminación ha sido el Grao. El distrito marinero, con el paseo marítimo y las inmediaciones del parque del Pinar como ejes, luce ya sus nuevas 2.592 farolas LED que suponen una equivalencia anual de 799 toneladas de emisiones reducidas de CO2 y un ahorro en la factura de la luz de 205.792 euros, según ha informado Ferrovial, ejecutora de este lote. La firma asume también la renovación del alumbrado del distrito norte, que ya roza el 50% de ejecución con 1.700 nuevos puntos de luz, y prevé estar finalizado a mediados de noviembre. La actuación aquí incluye, entre otras, la sustitución del alumbrado exterior del emblemático estadio Castalia y de la avenida Capuchinos.

También rozando el completo está la zona Centro, donde apenas quedan por instalar 200 luminarias de las más de 2.500 proyectadas. Un proceso que se dará por terminado a mediados de octubre, según la firma ejecutora, la UTE Telecso-Aceinsa Movilidad.

El distrito Este ha culminado también la transformación del alumbrado con la instalación de la última docena de farolas en el campo deportivo de la zona de Rafalafena y el interior de un parque de viviendas.

Elecnor ultima por su parte la renovación del alumbrado de la zona Oeste, que ha requerido también de trabajos nocturnos para cambiar los proyectores de la línea del TRAM entre paseo Morella y la Universitat Jaume I. “La crisis de la Covid nos ha obligado a realizar los trabajos mediante brigadas burbuja”, señalan desde la empresa, que se centra ahora en el cambio a LED de la zona Sur.

Las 24.000 nuevas farolas duran más del doble que las tradicionales. Además permiten ajustar el nivel de iluminación de la red local al marco legal europeo del reglamento de eficiencia energética y convierten a Castellón en referente en tecnología, situando la ciudad entre las más eficientes y menos contaminantes.