Castellón es la primera ciudad española que se une a la Ruta Europea de la Cerámica

Marco ve en la incorporación un “revulsivo turístico” que permite “abrir a nivel internacional una parte clave de nuestra identidad”
Castellón formará parte de la European Route of Ceramics del Consejo de Europa tras ser aceptada como primera ciudad española integrante de esta ruta cultural cuyo principal objetivo es revalorizar y acercar a la ciudadanía el patrimonio cultural europeo vinculado a la producción de la cerámica.
La decisión ha sido adoptada en la última Asamblea General de la Asociación Europea de la Ruta de la Cerámica. Con su incorporación, Castellón se une a las otras cinco ciudades y entidades que configuran la red: Faenza (Italia), Limoges (Francia), Museo Princenhof de Delft (Países Bajos), Museo Porzellanikon de Selb (Alemania) y Höhr-Grenzhausen (Alemania).
La alcaldesa, Amparo Marco, ha mostrado su satisfacción ante la inclusión de Castellón en esta ruta, que se convierte en un nuevo recurso didáctico y en un revulsivo turístico al abrir a visitantes internacionales “el patrimonio que reúne cada una de las ciudades que la integran, y que es especialmente importante en Castellón”. Les permite además descubrir, mediante las visitas promovidas desde esta red, la evolución cultural y social que, gracias a la industria cerámica, han experimentado estas regiones.
“Nos brinda la oportunidad de compartir a nivel internacional una parte esencial de nuestra identidad, de mostrar no solo las colecciones de cerámica, sino también el proceso de producción de la misma, lo que ocurre entre bastidores, y también las aplicaciones innovadoras que estamos dando, potenciando los usos urbanos del producto cerámico y su inclusión en los proyectos de inversión pública”, ha resaltado la alcaldesa.
La industria cerámica es una de las más antiguas de Europa. Su auge trajo consigo el desarrollo económico y social de las regiones implicadas y contribuyó, además, a la creación de una fuerte identidad europea, al tiempo que refleja las particularidades locales que conviven en sus territorios.
Al cobijo de esta industria nace en 2011 la Ruta Europea de la Cerámica, certificada como Itinerario cultural del Consejo de Europa un año después, en 2012. Su principal reto es poner en valor y proteger la herencia, material e inmaterial, ligada a la cerámica, así como coordinar y establecer nuevas sinergias con las principales entidades europeas vinculadas al sector.

Deja un comentario