Castellón es la provincia de la Comunitat con más accidentes de tráfico provocados por animales

El número de accidentes automovilísticos con animales se ha duplicado en los últimos 5 años y su proporción frente al total de siniestros ha aumentado un setenta y uno por ciento.

 

Castellón es la provincia de la Comunitat Valenciana con mayor porcentaje de accidentes automovilísticos provocados por animales, conforme ha informado Línea Directa Compañía de seguros en un comunicado.

Así, la lista la lidera Castellón, con un cero con seis por ciento , ocupando el puesto veintiocho en España. Por su lado, Valencia y Alicante, con una menor incidencia, las dos con un cero con dos por ciento, ocupan los puestos cuarenta y uno y cuarenta y dos.

En la Comunidad Valenciana, solo el ocho con cuatro por ciento de los accidentes ocasionados por animales son indemnizados por sus dueños, un porcentaje bajo, si bien superior a la media nacional.

Hasta hace pocos años, la presencia de jabalís, ciervos, corzos o zorros en las proximidades de las carreteras solo ocurría en zonas muy salvajes y rurales. No obstante, el progresivo abandono del medio rural, la carencia de control poblacional de ciertas especies cinegéticas y el efecto de la pandemia, que ha provocado que los animales pierdan el temor y se adentren en zonas urbanas, ha ocasionado un esencial incremento de esta clase de accidentes, conforme ha apuntado Línea Directa Compañía de seguros.

En verdad, el número de accidentes automovilísticos con animales se ha duplicado en los últimos 5 años y su proporción frente al total de siniestros ha aumentado un setenta y uno por ciento. De esta manera, Línea Directa Empresa aseguradora ha contabilizado entre sus clientes del servicio prácticamente 11.400  incidentes de esta clase entre dos mil diecisiete y dos mil veintiuno, provocando que en provincias como Soria ya representen el nueve por ciento de partes al seguro.

Estos siniestros cada vez son más graves y complejos, ya que el costo medio de las indemnizaciones por daños corporales se ha aumentado un ciento cuatro por ciento entre dos mil diecisiete y dos mil veintiuno frente al trece con seis por ciento de los accidentes comunes. Esta dificultad asimismo alcanza a las reparaciones de los automóviles, 2,4 veces más caras que las de un golpe normal, y a las gestiones, un treinta y ocho por ciento más lentas.

Estas son parte de las principales conclusiones del estudio ‘Animales en la carretera: Un riesgo mortal. Accidentes contra animales en las carreteras españolas (dos mil diecisiete-dos mil veintiuno)‘ elaborado por Línea Directa Empresa aseguradora.

Conforme ha explicado Mar Garre, directiva de Personas, Comunicación y Sostenibilidad de Línea Directa Empresa de seguros,

Los accidentes contra animales son en especial peligrosos y difíciles de demandar, por lo que es esencial contar con coberturas que, por apenas treinta y cinco euros, cubran este género de siniestros, especialmente si se vive en ciertas zonas del país o se viaja en otoño al interior.

Por otro lado, ha explicado que si se padece un accidente de esta clase, es esencial contar con un atestado de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que deje a la compañía aseguradora demandar a los responsables del animal.

La velocidad a la que se circula por carreteras interurbanas y el peso y extensión de los animales arrollados hace que estos golpes sean violentos y peligrosos. Acostumbran a acontecer en ambientes rurales, por la noche (sesenta y uno por ciento ), en el fin de semana, en otoño (treinta y cuatro por ciento ) y con jabalís o perros como protagonistas. En lo que se refiere al género de vía, dos de cada tres siniestros de esta clase ocurren en carreteras convencionales (sesenta y cuatro por ciento ), si bien en los últimos cinco años se han multiplicado por tres en las zonas urbanas y ya suponen el veintidós por ciento del total.

Las partes del vehículo más perjudicadas son el parachoques delantero, la rejilla y el capó (treinta y nueve por ciento ), seguidos de los faros e intermitentes delanteros (veintidós por ciento ), las aletas delanteras (catorce por ciento ), los bajos y el faldón delantero (diez por ciento ), el radiador (cuatro por ciento ) y la matrícula (tres por ciento ).

En lo que se refiere a su ubicación geográfica, Soria (nueve por ciento ) es la provincia de España con mayor proporción de accidentes contra animales, seguida de Teruel (cuatro,4 por ciento ) y Huesca (cuatro por ciento ). En el lado opuesto, se ubican las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas y Baleares, todas y cada una insulares.