Castellón establece rutas alternativas por obras en Zona de Bajas Emisiones

Castellón establece rutas alternativas por obras en Zona de Bajas Emisiones

El Ayuntamiento facilita rutas alternativas hacia el centro urbano debido a las obras en las calles Luís Vives, Temprado, Arrufat Alonso, Clavé y San Luis

 

El Ayuntamiento de Castellón ha establecido rutas alternativas para ingresar al centro urbano debido a la continuación del plan para implementar la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Se ha iniciado una nueva fase de actuaciones en las calles Luís Vives y Temprado, así como en el área conocida como “el eje de Clavé”, que incluye las calles Arrufat Alonso, plaza Clavé y San Luis.

Es importante mencionar que en la Plaza Clavé solo se ha cerrado un carril, permitiendo así el paso del tráfico hacia la calle Conde Pestagua en dirección a la Avenida Rei en Jaume. Del mismo modo, en la calle Arrufat Alonso se ha cortado un solo carril debido a obras de mejora en la instalación de la iluminación, manteniendo abierto el acceso hacia la Avenida Rei en Jaume.

Además, se ha habilitado el acceso a la Ronda Mijares y al parking de Huerto Sogueros-Avenida del Rey en Jaume a través de las calles Dolores y Amadeo Primero.

Según el concejal de urbanismo en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo,

Cada semana revisamos el calendario de trabajos junto con todas las áreas involucradas para minimizar las molestias tanto a los residentes como a los visitantes. Por esta razón, en áreas específicas se llevarán a cabo las labores por tramos, asegurando el paso continuo de vehículos y peatones. Además, se han colocado señales en toda la ciudad para informar sobre los accesos a los estacionamientos y ofrecer itinerarios alternativos para continuar accediendo al centro.

El Ayuntamiento facilita rutas alternativas hacia el centro urbano debido a las obras en las calles Luís Vives, Temprado, Arrufat Alonso, Clavé y San Luis

El gobierno actual de Castellón ha reenfocado el proyecto de implementación de la Zona de Bajas Emisiones, en cumplimiento con la normativa europea que aplica a municipios de más de 50,000 habitantes.

Este nuevo enfoque ha involucrado activamente a los ciudadanos en todo momento. Como resultado, se ha desarrollado un proyecto renovado que evita el cierre al tráfico de 745,000 metros cuadrados de suelo urbano, recupera hasta 219 plazas de aparcamiento, y aumenta las áreas verdes mientras mejora la accesibilidad.

Destaca el concejal Sergio Toledo.

Relacionados  Compromís alerta de la crisis del 'Desert de les Palmes'

La Zona de Bajas Emisiones forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado con los fondos europeos Next Generation.