Castellón establece un protocolo ‘anticovid’ en los cementerios para la semana de Todos los Santos

El plan de seguridad prevé ampliar horario, control de accesos y aforos y la suspensión de actos para evitar concentraciones

El Ayuntamiento de Castellón, a través de la Empresa Mixta Nuevo Cementerio, ha establecido un protocolo de actuación en los cementerios ante la próxima festividad de Todos los Santos para minimizar el riesgo de contagio ante la covid-19. El protocolo prevé, desde el 26 de octubre y hasta el 1 de noviembre, una ampliación de horarios y un sistema de control de accesos y aforos, entre otras medidas, para incentivar una asistencia escalonada. Asimismo, también se ha establecido la suspensión de los actos conmemorativos de carácter privado, público y religioso a lo largo de toda la semana que conlleve una concentración de personas.

“Este año se hace necesario fijar nuevos procedimientos, tomar medidas extraordinarias y realizar recomendaciones a la ciudadanía para garantizar que se pueda acudir a los cementerios de Castellón no solo el día 1 de Noviembre, sino también en días previos y evitar una afluencia masiva a los recintos”, ha explicado la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco. De hecho, este año se ha ampliado el dispositivo a toda la semana y no únicamente a los días previos a la festividad de Todos los Santos.

La alcaldesa, y también presidenta de la Empresa Mixta Nuevo Cementerio, ha destacado que este año la celebración de Todos los Santos contará con un horario ampliado desde el lunes 26 de octubre y hasta el 1 de noviembre de forma que los recintos se abrirán una hora antes, a las 8.00 horas de la mañana y cerrarán a las 18.00 horas. “Desde el Ayuntamiento, hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que aprovechen esta ampliación de horario a lo largo de toda la semana y puedan visitar los cementerios de manera escalonada”, ha indicado.

Por su parte, la concejala de Cementerios, Isabel Granero, ha explicado que el protocolo se ha establecido de forma que en ningún momento se concentren a la vez más de 500 personas  en el Cementerio de San José ni más de 150 personas en el Nuevo Cementerio. Además, se recomienda a los visitantes no permanecer en los recintos más de una hora, para poder permitir el acceso de más personas.

Granero ha detallado el protocolo diseñado por la Empresa Mixta Nuevo Cementerio, en cumplimiento de todas las medidas de seguridad ante la covid-19, aunque ha apuntado que queda supeditado a posibles variaciones que puedan ser determinadas por las autoridades sanitarias.

Así, en el cementerio de San José se habilitarán 4 puntos de acceso y salida para facilitar el tránsito de la ciudadanía y evitar aglomeraciones que estarán ubicados en la entrada principal, la parte trasera (cuadra Borriolenc) y las dos puertas laterales. Se habilitará cada acceso con un carril de entrada y otro de salida. En cada acceso se permitirá la entrada de 125 personas. La duración recomendada de la visita se ha fijado entre los 40 minutos y una hora.  En el Nuevo Cementerio, habrá un único acceso y queda anulada la zona de parking interior.

Efectivos de la Policía Local, Protección Civil y AMUS controlarán la zona externa a los cementerios, mientras que el control de accesos e interior de los recintos se realizará a través de seguridad privada que velará por el cumplimiento de las recomendaciones y control del aforo.

En cuanto a las medidas higiénicas y de prevención, se procederá a la contratación de personal extra de limpieza para desinfecciones, el control de la temperatura en los accesos y la ubicación de dispensadores automáticos de gel hidroalcohólico en todos los accesos. También se facilitarán guantes para quienes deban manipular elementos comunes como escaleras de acceso a nichos en altura y estará prohibido fumar en todo el recinto.

Suspensión de actos

Por otro lado, este año no se realizarán actos conmemorativos públicos ni privados, así como los de carácter religioso, a lo largo de la semana del 26 de octubre al 1 de noviembre para evitar mayores afluencias. Esta medida implica la suspensión de la tradicional misa en la explanada del acceso al cementerio de San José y de la ceremonia civil. Tampoco se realizarán misas en la capilla del cementerio de San José para evitar que, dada su ubicación, se colapse la entrada principal necesaria para el control del aforo. Igualmente, se suprime el habitual acto militar del 2 de noviembre.

Deja un comentario