Castellón estudia medidas para minimizar el impacto económico del aplazamiento de fiestas

Marco se compromete a buscar una fórmula para avanzar las subvenciones municipales para los colectivos festeros

El Ayuntamiento de Castellón estudia medidas para minimizar el impacto económico derivado del aplazamiento de las fiestas de la Magdalena ante la emergencia sanitaria por el coronavirus. Así lo ha explicado hoy la alcaldesa, Amparo Marco, brindando la ayuda necesaria a colectivos festeros y otros organismos afectados para agilizar las tramitaciones de las posibles  subvenciones autonómicas y nacionales para paliar los efectos económicos d ella medida tomada.

Asimismo, Marco ha avanzando que se está buscando ya la fórmula para, dentro de la legalidad, poder avanzar las subvenciones municipales ordinarias que anualmente se dan a los colectivos. “En situaciones excepcionales, hay que tomar medidas excepcionales y por ello haremos todo lo que esté en nuestras manos para minimizar el impacto económico que pueda tener el aplazamiento de la Magdalena”, ha destacado. “Desde el Ayuntamiento vamos a intentar daros la máxima cobertura posible”, ha recalcado. Marco se ha pronunciado así en la reunión mantenida esta tarde en el salón de plenos del consistorio con representantes de la Gestora de Gaiates, la Federació de Colles, los entes vinculados (Germandat dels Cavallers de la Conquesta, Moros d’Alqueria, Colla Bacalao, Colla del Rei Barbut y Colla de Dolçainers i Tabaleters), Festes de Carrer, Cámara de Comercio y plaza de toros. Una cita a la que han acudido también representantes políticos de toda la corporación.

Además, la primera edila ha pedido ayuda al món de la festa para trasladar a la ciudadanía un mensaje de «prudencia y responsabilidad» ante la emergencia sanitaria y aconsejarles que no se convoque ningún acto masivo alternativo. También les ha avanzado que contará con ellos para, cuando no haya restricciones de las autoridades sanitarias, abordar las fechas de la celebración de las fiestas fundacionales de la ciudad.

Previamente a la reunión con el món de la festa, la alcaldesa, acompañada también por la concejala de Fiestas, Pilar Escuder, ha mantenido otros dos encuentros en el consistorio. Uno ha sido con las reinas, Carmen Molina y Gal·la Calvo, junto con los pregoneros, José María Prades y Marc Osorio. Y otro con los miembros de la comisión del 75 aniversario, a los que se les ha agradecido todo el trabajo realizado y se les ha avanzado que se cuenta con ellos para seguir con la organización de las fiestas en las fechas que se celebren cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

En ambos encuentros, la alcaldesa les ha explicado los motivos del aplazamiento de la Magdalena y les ha pedido «tranquilidad». «Es una de las decisiones más difíciles y complejas que he tenido que tomar como alcaldesa, pero obedece a la instrucción del Ministerio de Sanidad y es necesaria por el interés general de toda la ciudad», ha reconocido.

Deja un comentario