Castellón fija el protocolo para la reincorporación presencial del personal y la apertura de servicios

El Ayuntamiento prioriza el teletrabajo y la conciliación y reforzará con medios de protección los servicios en modalidad presencial
La Junta de Gobierno Local extraordinaria del Ayuntamiento de Castellón celebrada hoy ha aprobado el acuerdo que recoge las medidas organizativas en relación con la reincorporación progresiva a la actividad presencial del personal del Ayuntamiento y determina el protocolo para la apertura de servicios y actividades de competencia municipal. El objetivo de dicho acuerdo, que se ha abordado previamente en Junta de Portavoces, es recuperar paulatinamente la actividad minimizando el riesgo para la salud de la población, dentro del plan estatal para la transición hacia una nueva normalidad.
“Hemos trabajado en la elaboración de unas medidas para la reincorporación progresiva del personal de forma presencial que anteponen las recomendaciones de las autoridades sanitarias y la normativa de prevención de riesgos laborales y seguridad y salud en el trabajo, priorizan el teletrabajo y la conciliación y aseguran el mejor nivel posible de prestación de servicios en atención a las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria y el proceso del tránsito hacia la nueva normalidad”, ha explicado el primer teniente de alcalde y concejal responsable de Recursos Humanos, David Donate.
Por su parte, el segundo teniente de alcalde, Ignasi Garcia, ha destacado que “el gobierno municipal tiene claro que la vuelta a la normalidad tiene que hacerse con todas las garantías de seguridad, tanto para el personal de la casa como para la ciudadanía”. Para Garcia “ese tiene que ser el criterio prioritario en esta desescalada, durante la cual tenemos la misión de recuperar la prestación de servicios a la ciudadanía de manera progresiva”. “Puede ser que la desescalada no sea tan rápida como queremos, pero tenemos que tener claro que tiene que ser segura y respetuosa con el gran esfuerzo que ha hecho la ciudadanía y el personal sanitario durante esta crisis», ha recordado.
El tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro, además, ha apuntado que “el Ayuntamiento afronta el plan de desescalada con prudencia y con la prioridad máxima de garantizar la salud de su personal y la población y fomentando el teletrabajo”. “Se irán abriendo servicios esenciales para facilitar la atención a los colectivos vulnerables y afectados por la crisis de la covid-19, pero siempre con las medidas de prevención que garanticen la seguridad de los usuarios y los trabajadores del consistorio”, ha subrayado el concejal.
El objetivo de las medidas aprobadas es garantizar la seguridad y salud del personal y de los usuarios de los servicios municipales, y también asegurar el mejor nivel posible de prestación de los servicios, priorizando aquellos dirigidos a minimizar el impacto de la crisis en la ciudadanía y a facilitar la reactivación de la actividad económica con especial consideración a los colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión. Además, se dotará de medios de protección adecuados a los empleados que presten servicios en modalidad presencial, adaptados a cada puesto de trabajo en el marco de las órdenes, instrucciones o recomendaciones que dicten las autoridades sanitarias. La protección de los colectivos en situación de riesgo será prioritaria, se facilitará la conciliación de la vida familiar y laboral y el teletrabajo siempre que sea posible, mientras que de forma gradual y progresiva se ampliará el presencial.
En cuanto al protocolo para la apertura al público de servicios y actividades municipales, la decisión, salvo razones especiales que lo justifiquen, no se aprobará de forma previa a la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la norma o normas jurídicas que habiliten dicha apertura en relación con las distintas fases del plan de desescalada. Además, esto no implicará automáticamente la apertura de la actividad o servicio, requiriéndose en este sentido de acuerdo municipal expreso en cada caso.
Desde prevención de riesgos laborales, además, se evaluarán los riesgos de cada centro de trabajo, dependencia o servicio y puesto de trabajo y se formularán medidas técnicas, organizativas o de otra índole que resulten precisas en materia de seguridad y salud, como pueden ser turnos, flexibilización de horarios o limitación de aforos, entre otras. En la misma línea, se aprobará un procedimiento de coordinación de actividades empresariales, específico para esta situación derivada de la covid-19, de modo que se pueda garantizar que las empresas que presten servicios en centros de trabajo del Ayuntamiento y sus organismos dependientes, cumplan con los requisitos y exigencias marcados por las autoridades sanitarias.
Todas estas medidas adecuan al contexto actual el alcance de las recogidas  en el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del 16 de marzo, sobre la organización y ordenación del personal en el marco del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se decretó el estado de alarma por la covid-19.

Deja un comentario