Castellón fija un calendario fiscal 2020 más flexible y que aplaza más de tres meses los pagos domiciliados del IBI

El Ayuntamiento traslada al segundo periodo de cobro los impuestos de vehículos y de vados para retrasar su pago y aliviar carga fiscal
El Ayuntamiento de Castellón ha establecido un nuevo calendario fiscal para 2020 que flexibiliza los plazos para el pago de los tributos y aplaza cobros para paliar las consecuencias económicas que la crisis sanitaria y social por coronavirus está teniendo en las familias y pequeños empresarios locales. Este nuevo calendario retrasa y amplía los periodos de pago de los diferentes impuestos, aplaza más de tres meses los recibos domiciliados del IBI y pospone al segundo periodo fiscal el cobro de algunos impuestos que se venían realizando en el primer periodo para aligerar la carga fiscal.
La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha explicado que se ha trabajado en este nuevo calendario fiscal pensando en pymes y autónomos, de forma que no vean mermada las posibilidades de recuperación. “Este nuevo calendario permite un mayor desahogo para las familias en estos meses y aplaza a final de año impuestos que tenían lugar en el primer periodo fiscal del año. Se trata de dar más facilidades a los contribuyentes, familias y pequeños empresarios locales”, ha añadido.
En este sentido, el concejal de Hacienda, David Donate, ha señalado que “ante las dificultades económicas derivadas de la covid-19, desde el gobierno municipal, se ha fijado un nuevo calendario que traslada a los últimos meses del año impuestos como el de vehículos, de forma que evitamos acumular carga fiscal en estos meses de emergencia sanitaria y social por coronavirus”.
Por su parte, el edil de Atención Ciudadana, Ignasi Garcia, ha asegurado que “desde el gobierno municipal somos muy conscientes de que esta parada tiene consecuencias en la economía de las familias y por eso queremos facilitar que todas y todos podamos cumplir con nuestras obligaciones”. “Las administraciones públicas hemos respondido de forma eficiente ante esta crisis sanitaria y para poder continuar haciéndolo necesitamos recursos con los que garantizar que nadie se quede atrás”, ha apuntado el concejal.
Este nuevo calendario fiscal ha fijado el primer periodo de pago del 4 de mayo al 31 de agosto de 2020, cuando el pasado año fue del 16 de abril al 20 de julio. En este primer periodo se liquidará el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) Urbanos, el IBI Rústico y el de Características Especiales. El cobro del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica y el de tasas por entrada de vehículos a través de aceras y reservas de la vía pública (vados) se aplazan al segundo periodo del año.
Este segundo periodo de pago que en 2019 se desarrolló del 16 de septiembre al 20 de noviembre se amplía este año y tendrá lugar del 1 de septiembre al 30 de noviembre de 2020. Así, a partir de septiembre se tributará, además del impuesto sobre vehículos y las tasas por vados, por el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), la tasa por prestación de servicios de recogida de residuos sólidos urbanos, tratamiento y eliminación de los mismos (la tasa de basuras) y la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local por ocupaciones de subsuelo, suelo de la vía pública, terrenos de uso público y vuelo de la vía pública con determinados aprovechamientos.
Además, los recibos de tributos domiciliados se pasarán a cobro el día 31 de agosto los correspondientes al primer periodo (IBI) y no el 20 de mayo. “Eso permite contar con más de tres meses más de plazo para hacer frente a este impuesto”, ha explicado Donate. Los recibos del segundo periodo se pasarán el 30 de noviembre de 2020 y no el 20 de septiembre.
En cuanto a los pagos fraccionados a la carta en la modalidad de ocho plazos mensuales para el IBI Urbano y el impuesto de vehículos, se ha aplazado el correspondiente al mes de abril, por lo que los cobros se retomarán el 15 de mayo hasta el 15 de noviembre.
Además de la domiciliación bancaria y el pago directo en sucursales, se puede realizar la liquidación de tributos desde la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Castellón (https://sede.castello.es/), a través del portal tributario.

Deja un comentario