Castellón financiará el Servicio de Ayuda a Domicilio con 4,7 millones de euros en tres años

El Ayuntamiento de Castellón ha aprobado en la Junta de Gobierno Local de este jueves la adjudicación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) con un presupuesto máximo de 4.727.585,49 euros (IVA incluido) a lo largo de los próximos tres años, con un presupuesto máximo anual de 1,57 millones de euros. El SAD es una prestación gratis para las personas usuarias a través del cual se atiende a personas mayores con dificultades de autonomía personal, personas con algún tipo de discapacidad o bien personas con una especial problemática asociado-sanitaria.

En concreto, se ha aprobado destinar para este año 2022 un presupuesto de 1,13 millones para financiar el servicio a lo largo de los meses de marzo a diciembre, 1,57 millones para los próximos 2 ejercicios completos (2023 y 2024), y otros 262.643,64 euros para los dos primeros meses del año 2025.

El SAD es una prestación profesional de los servicios sociales de atención primaria, incluida en el Catálogo de prestaciones del Sistema Valenciano de Servicios Sociales consistente en el cuidado y actuaciones realizadas principalmente en el domicilio y en el ambiente familiar de la persona con el propósito de atender las necesidades de la vida diaria y de prestar apoyo personal de carácter polivalente y preventivo; así como el seguimiento y acompañamiento para las personas que presenten dificultades físicas, intelectuales, cognitivas, de salud mental o sociales, o bien que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

La Junta de Gobierno Local ha adjudicado el contrato a Mediterránea Administración Social y Cultural S. A. al ser la oferta que la Mesa de contratación ha considerado como la más ventajosa.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha señalado la importancia de esta prestación para “proporcionar los servicios básicos de higiene, limpieza y demás necesidades de personas mayores o bien en situación de dependencia, garantizando de esta manera una mejor calidad de vida”.

Marco ha recordado que este servicio fue de singular relevancia durante los primeros meses de confinamiento tras la declaración del estado de alarma por la covid-diecinueve , durante los que se amplió para asegurar la atención.

La concejala de Bienestar Social, Dependencia e Infancia, Mary Carmen Ribera, ha explicado que el SAD es una prestación gratis para las personas usuarias. “A través de este servicio se atiende a personas mayores con dificultades de autonomía personal, personas con algún tipo de discapacidad o bien personas con una especial problemática socio-sanitaria, entre otras muchas que, por algún motivo, no pueden satisfacer sus necesidades personales y sociales por sus propios medios ni por los de sus familiares”, ha indicado.

De esta forma, a través del SAD, personal cualificado se dirige al domicilio de la persona usuaria para efectuar actuaciones de cuidado y atención de sus necesidades más básicas, prestando apoyo de tipo personal, familiar, psicosocial-comunitario, supervisión de nutrición, medicación, compras y limpieza del hogar, etc.

Entre los objetivos perseguidos está el de favorecer el desarrollo de capacidades personales y de hábitos de vida adecuados; procurar un nivel de atenciones o bien cuidados personales, domésticos, sociales y técnicos suficientes para otorgar a los y las usuarias la posibilidad de continuar en su medio frecuente de convivencia; potenciar la autonomía personal y la integración social; o eludir el deterioro de las condiciones de vida, entre otros.