Castellón presenta su mayor presupuesto con 193,8 millones para la reactivación social y económica

El gobierno municipal desgrana unas cuentas orientadas a la recuperación y que impulsa las políticas sociales y verdes

El Ayuntamiento de Castellón contará este año con un presupuesto de 193,8 millones, lo que supone un 7,64% más que el pasado año y un 79% más que en 2015. El concejal de Hacienda, David Donate, y los tenientes de alcaldía Ignasi García y Fernando Navarro, han presentado este miércoles las líneas estratégicas de la propuesta de presupuestos que han sido diseñados para reafirmar la recuperación, reactivar la economía social e impulsar las políticas sociales y verdes. Está previsto que la propuesta se apruebe en la Junta de Gobierno Local de este jueves y que se eleven al pleno de este mes de julio.

El concejal de Hacienda, David Donate, ha explicado que se trata de unas cuentas “adaptadas a las necesidades del momento actual” para “hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria, actuando como escudo social y motor económico”. El edil ha recalcado que los presupuestos están dirigidos a “reactivar la economía local y seguir garantizando los servicios públicos necesarios para no dejar a nadie atrás”.

Así, ha explicado que las cuentas continúan con las medidas puestas en marcha el pasado año para paliar los efectos derivados de la covid-19, como ayudas a la hostelería y el comercio, exenciones y reducciones fiscales, inversiones, o impulso en los planes de fomento del empleo. “Un presupuesto que invierte en futuro para reactivar Castellón”, ha incidido.

El carácter social del presupuesto se refleja con un nuevo incremento en esta partida, que se sitúa en 16,5 millones, lo que supone un 14,4% más que en 2019 y un 797% más que en 2015. “También reafirmamos nuestra apuesta por las políticas de empleo con 6,2 millones, un 500% más que en 2015”, ha apuntado.

El impulso a la recuperación social y económica de la propuesta de presupuestos se recoge también en líneas como las Ayudas Paréntesis del Plan Resistir, el Pirecas, medidas fiscales de apoyo a sectores afectados por la covid o la apuesta por la inversión pública y acceso a fondos europeos (que este año impulsa inversiones por 16,3 millones).

El segundo teniente de Alcaldía, Ignasi Garcia, ha destacado que uno de los objetivos fundamentales de este presupuesto es favorecer la creación de puestos de trabajo con acciones que beneficien a “personas autónomas y pequeñas empresas, dos de las generadoras de riqueza y de oportunidades más importantes de Castellón”. El concejal también ha destacado que este presupuesto servirá para consolidar las políticas basadas en la sostenibilidad y ha puesto como ejemplo las acciones en materia de reciclaje y educación ambiental que llevará a cabo el gobierno municipal. “Con cerca de 20 millones de euros de presupuesto, los contratos de limpieza y gestión de residuos son los más importantes que gestiona este Ayuntamiento y representan una muestra de cómo el fomento de la economía circular genera puestos de trabajo y permite un crecimiento equilibrado y sólido”, ha asegurado el edil.

En esta misma línea, Garcia ha puesto en valor el Plan Edificant, que supone “la inversión más grande que el Consell hará en Castellón con un objetivo muy claro: dignificar las aulas, apostar por un servicio público esencial como es la educación y contribuir a la reactivación económica con obra pública”. En total, serán 8,5 millones de euros los que llegarán a Castellón para avanzar en la renovación de los colegios Vicent Marzà, Herrero, Elcano y Mestre Canós.

Por otro lado, el segundo teniente de alcaldía ha incidido en la apuesta por la cultura “como un sector fundamental en nuestra economía y que ha sufrido y está sufriendo muchísimo durante esta crisis sanitaria”. Para combatirlo, el presupuesto municipal incluye 2,5 millones de euros para la programación de actividades y ciclos diversos, así como para la creación de ayudas directas a entidades culturales y salas de conciertos.

Por su parte, el tercer teniente de Alcaldía, Fernando Navarro, ha destacado que “es un presupuesto que incluye algunas de las transformaciones más notorias del ciclo de 6 años de gobierno progresista y que necesita la ciudad, en un contexto de reactivación económica que ha de tener una brújula con la transición ecológica en las dinámicas de producción y consumo, y aumentando la redistribución y la justicia social” .

En la Concejalía de Transición Ecológica ha resaltado la creación de la estructura administrativa con la nueva sección de Transición Ecológica; mientras en partidas económicas ha subrayado los 150.000 euros para impulsar el plan de reactivación agraria, 210.000 euros en políticas de gestión integral del agua. También el plan de acción del Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía, que incluirá medidas para reducir un 40 % las emisiones de CO2 en 2030; la confección del plan de calidad del aire y la estrategia de la biodiversidad y la firma de un convenio con el colegio de arquitectos para formar una ventanilla que estimule la rehabilitación.

En Vivienda, Navarro ha mencionado la nueva línea de subvenciones en la Bolsa de Alquiler Municipal que ayude “a frenar la burbuja en el precio del alquiler”, y la inversión de 1,2 millones para seguir ampliando el parque municipal de vivienda.