Castellón retoma la tramitación de Edificant para traer 18,8 millones de euros de obra pública a la ciudad

El pleno solicita la delegación de competencias para la renovación del Mestre Canós, uno de los cuatro centros proyectados en la capital

El pleno del Ayuntamiento de Castellón ha aprobado por unanimidad esta tarde la solicitud de la delegación de competencias a la Consellería de Educación para licitar la redacción del proyecto que permitirá derribar el actual edificio del CEIP Mestre Canós y construir  uno nuevo. Esta obra supone “la protección de los servicios públicos, porque queremos un centro público digno que evite la amenazadora y determinante segregación escolar.”, como ha indicado el concejal de Educación, Francesc Mezquita, en su intervención en el primer pleno telemático del consistorio.

La ciudad retoma así los trámites administrativos del Plan Edificant, en el que hay incluidos cuatro centro públicos que serán reconstruidos o reformados durante los próximos dos años. En total, Castellón recibirá de la Consellería de Educación 18,8 millones de euros para desarrollar estos proyectos de obra pública, que permitirán inyectar liquidez en el sector de la construcción.

El concejal de Obras y Proyectos Urbanos, Rafa Simó, ha destacado que “las obras que contempla el plan Edificant no solo mejorarán las infraestructuras educativas de Castellón, sino que en estos momentos de crisis sanitaria, económica y social por la covid-19, supondrán una importante inyección en la economía local”. “Seguir avanzando en la mejora de las condiciones de los centros educativos como hacemos hoy es el resultado de un intenso trabajo de este Ayuntamiento y una inversión de futuro que contribuirá a la recuperación económica de la ciudad”, ha apuntado Simó.

El Mestre Canós ha sido el último a incorporarse a esta lista, después de que los técnicos municipales optaran por una nueva construcción y descartaran la reforma. Las obras tendrán un coste de 3,8 millones de euros y asegurarán  «la superveniencia de un centro histórico de Castellón que ya vio como la introducción de una línea de 2 años revivía las matriculaciones, un crecimiento que se consolidará con esta renovación», en palabras del concejal de Educación.

En cambio, el centro que más avanzados tiene los trámites es el CEIP Vicent Marçà, cuya nueva construcción ha sido valorada en 6,8 millones de euros. Después de dar luz verde al proyecto de ejecución, el consistorio tiene que licitar la adecuación del espacio para trasladar las aulas provisionales. La Concejalía de Educación ya aseguró los fondos para alquilar este solar durante los próximos dos años.

En una situación similar está el CEIP Herrero, cuyo proyecto de renovación está valorado en 3,3 millones de euros. En este caso, el consistorio utilizará como ubicación para las aulas provisionales un solar de titularidad municipal situado en el distrito Este y que podría servir para el traslado del alumnado de futuros centros que se incluyan en Edificant.

Por otro lado, el proyecto del CEIP Elcano ha sido elaborado nuevamente (el anterior era de 2010) para adecuarlo a nueva normativa de accesibilidad y mejorar la distribución. Entre las modificaciones de este nuevo centro estará la creación de un gimnasio en la planta baja que permitirá optimizar su uso fuera del horario lectivo. El coste de ejecución estimado para estas obras es de 4,9 millones de euros.

Deja un comentario