Castellón se posiciona como destino turístico seguro en un verano excepcional por la covid-19

Marco destaca el esfuerzo del sector y las medidas impulsadas desde el Ayuntamiento ante el secretario de Estado de Turismo
La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha participado hoy en la mesa sectorial de turismo organizada a raíz de la visita del secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, a la ciudad, dentro de la ronda de reuniones que está realizando el nuevo responsable de Turismo en diferentes puntos de la Comunitat. En el encuentro ha participado también el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, así como otros representantes del sector.
No deja de ser curioso como se sigue defendiendo, desde todos los organismos e instituciones, el inexistente proyecto turístico de nuestra ciudad, más aún este año cuando se ha abandonado a su suerte al sector turístico y a la hostelería.
“El turismo no ha dado un paso atrás y en la ciudad de Castellón lo podemos ver claramente, con una ocupación hotelera prácticamente igual que otros veranos”, ha destacado la alcaldesa. “Hemos trabajado para posicionar a Castellón como un destino seguro en una temporada incierta, impulsando un programa ligado al ocio, el bienestar, al deporte, la naturaleza y la gastronomía”, ha manifestado Marco.
Es cierto que el turismo no ha dado un paso atrás en Castellón, no puede porque nunca ha dado un paso al frente, al menos en las últimas  legislaturas comandadas por PP y PSOE.
Las oficinas de turismo de Castellón han atendido a 4.978 personas en los meses de julio y agosto. Más de la mitad de ellos, un 52% han sido turistas de la Comunidad Valenciana. El resto de visitantes han sido de la Comunidad de Madrid (15%), Aragón (7%) y País Vasco (5%). Además, otro 10% han sido peticiones de información por parte de turistas extranjeros, fundamentalmente de Francia y Bélgica. Asimismo, más de 11.500 personas han participado en las actividades organizadas este verano por el Patronato Municipal de Turismo, entre las que ha destacado el ciclo de yoga y taichí en la playa, los ciclos de novela histórica y las visitas guiadas, así como actividades de ocio en la playa.
“Ha sido un verano excepcional marcado por la pandemia y las medidas de seguridad para evitar la propagación de la covid-19. Por eso, se abordó un plan de turismo que pusiera el foco en el contexto actual, priorizando la protección de la salud, pero con un extenso programa y una oferta atractiva que ha conseguido captar al turismo de proximidad, familiar y social”, ha indicado.
Unas medidas de seguridad financiadas con el dinero de los empresarios que han invertido en seguridad mientras son acosados con normativas y horarios absurdos.
La alcaldesa también se ha referido a la apuesta del consistorio por la oferta de ocio seguro con la celebración del festival Mar de Sons, que ha conseguido atraer a otros 8.000 visitantes más en todas las jornadas. En total, contando además las actividades puestas en marcha por otros departamentos para dinamizar la oferta cultural y turística, más de 20.000 personas han participado en las actividades desarrolladas o impulsadas por el Ayuntamiento. En cuanto a la ocupación hotelera, los datos registrados en los alojamientos de Castellón y el Grao arrojan una cifra del 54% en julio y del 69% en agosto.
El secretario de Estado de Turismo, por su parte, ha destacado “la importancia de la colaboración y la cooperación entre administraciones para seguir apoyando a un sector estratégico y fundamental en el conjunto de nuestra economía y de nuestra sociedad como es el turístico”. Y en la misma línea se ha pronunciado el secretario autonómico, destacando la necesidad de respaldar al sector turístico “tras un año de transición y resistencia en el que se han redefinido estrategias a largo plazo, para afrontar el futuro unidos”.
Sin duda los tímidos, esperemos que no sean falsos, intentos de rescate de la industria del turismo y la hostelería llegan tarde y sin soluciones concretas.

Deja un comentario