Cierra el Sansan Festival 2024 con un gran y rotundo éxito

Cierra el Sansan Festival 2024 con un gran y rotundo éxito

Las tres jornadas de este décimo aniversario destacaron por los más de 66.000 asistentes y sus "grandes actuaciones".

 

Benicàssim (Castellón) ha cerrado este sábado la última jornada del décimo aniversario del festival SanSan, calificado como un «éxito rotundo» en «todos los aspectos», y se despide con una asistencia total de alrededor de 66.000 personas, quienes disfrutaron de actuaciones que no dieron tregua ni oportunidad para el descanso en lo que se considera la edición «más concurrida» en la historia del evento.

Durante este sábado, el evento estuvo marcado por la actuación de Iván Ferreiro, quien, tras siete años sin lanzar un álbum, sorprendió a sus seguidores en 2023 con ‘Trinchera Pop’, un trabajo lleno de nuevos sonidos no explorados por el artista hasta entonces, y que en el escenario «funcionaron de manera excepcional». Además, en su presentación no faltaron sus «clásicos» combinados con una muestra del cambio electrónico que representa este nuevo álbum.

Gilipojazz, una banda que abraza el jazz punk, se distingue completamente en la escena musical con un estilo «frenético» que combina «humor y virtuosismo» en partes iguales, como demostraron el sábado con una actuación «impecable», mostrando «una gran versatilidad» para entretener al público, según lo informado por la organización en un comunicado.

Por otro lado, Travis Birds tomó el escenario «con más fuerza que nunca», convirtiéndose en una de las figuras destacadas de la noche al presentar su último disco, ‘Perro Deseo’, con una actuación «magnética» que mantuvo al público cautivado de principio a fin, creando «burbujas de ensueño» donde «todo era posible». Sin duda, uno de los espectáculos que, según la organización, dejó «una marca indeleble» en esta edición del Festival SanSan.

Otra actuación destacada fue la del artista Mr. Kilombo, quien está de gira presentando su nuevo disco, ‘Todo este caos’, un LP que llegó a Benicàssim inundando el recinto con «ritmos mestizos» y letras que «invitan a la felicidad», transportando a «un atardecer idílico» donde cualquiera «desearía quedarse a vivir».

Ginebras demuestra su capacidad

En el otro extremo del recinto, se desató «un terremoto de energía» con la actuación de Ginebras, «una explosión de color y éxitos» que hicieron saltar a los asistentes hasta «no poder más», un hecho que ha dejado claro a la organización por qué el público pidió hace dos años que su concierto estuviera en el escenario principal. Así pues, tras cederles este espacio, la organización consideró que la banda ha cumplido «con creces» su responsabilidad, al realizar una actuación «de diez».

Relacionados  Programación 'Festival Arenal Sound 2023 - Vila-real' (Castellón)

Vetusta Morla era uno de los grupos más esperados por el público, ya que estrenaban ‘show’ y comenzaban su gira, con una propuesta que demostró que la banda «no pierde fuerza» y se mantiene en «la cima del panorama nacional», donde se han consolidado, según la organización, como «el grupo más grande de todos los tiempos» del indie nacional.

En este sentido, interpretaron por primera vez ‘Puentes’, ‘La Sábana de mis Fantasmas’ y ‘Catedrales’, tres canciones que formarán parte de su próximo disco y que completaron con una propuesta escénica, en la que los juegos de luces predominaron y ganaron protagonismo, convirtiéndose en el «complemento perfecto» para unas canciones que ya «son enormes» por sí mismas.

Por otra parte, Emlan cautivó con «un show innovador» en el que dos rampas de skate abrazaban el escenario, mientras un skater realizaba trucos con la tabla y graffiteaba. Otra banda, Despistaos, fue la encargada de «mantener vivo» el ritmo de la noche y Perarnau IV Live Feat Drama Av Set puso el broche final a los tres días de festival, un grupo formado por Martí Perarnau y Zahara; un dúo electrónico con el que el público «quemó zapatilla».

Multitudinaria décima edición

Las tres jornadas de este décimo aniversario han estado protagonizadas por «grandes actuaciones» que han congregado a más de 66.000 personas. Asimismo, este décimo aniversario ha marcado un hito en la historia del SanSan Festival, siendo la edición más concurrida hasta la fecha.

Esta edición también se distinguió por una novedad, ya que el artista Rayden ofició bodas en la SanSan Chapel durante los tres días, un lugar donde se vivieron algunos de los momentos «más emotivos» de la edición, gracias al ambiente musical que rodeaba las ceremonias.

Desde la organización han comunicado que «ya están trabajando en la siguiente edición» y que «agradecen enormemente a todos los trabajadores que han contribuido para que todo funcione a la perfección».

Además, han destacado que se ha realizado «un balance muy positivo del crecimiento», al mismo tiempo que expresan su «agradecimiento al público por seguir apoyándolos y confiando en ellos».

Fotografía: Javier Bragado