Ciudadanos pedirá la declaración de zona catastrófica por los daños del Cotonet

Domingo Vicent: "Cultivar un kilo de clementinas cuesta 0,38 euros, de los que 0,14 se destinan a combatir la plaga"

Ciudadanos en la Diputación de Castellón va a impulsar una batería de iniciativas para que se obtenga la declaración de zona gravemente afectada (zona catastrófica) por la plaga del Cotonet. La expansión de la plaga procedente de Sudáfrica ya afecta al 90% de los cítricos castellonenses, con epicentro en la Plana Baixa, elevando los costes de producción debido a la fumigación en un 55%. El portavoz adjunto, Domingo Vicent, ha afirmado que «estamos ante un verdadero apocalipsis citrícola, con una ruina total para el sector y un Ministerio de Agricultura que, una vez más, ni está ni se le espera. No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras arrasa nuestros campos. Hay cientos de productores que ya han anunciado que abandonan el campo, que no pueden más, y lo que podría ser un hipotético relevo generacional se ha convertido en una ruina heredada».

El diputado provincial ha recordado que Ciudadanos en Les Corts ya registró una pregunta sobre la negatica del Ministerio de Agricultura a permitir el uso temporal de la única solución efectiva y contrastada conocida, el metil clorpírifos. Vicent denuncia que «el Ministerio de Agricultura existe precisamente para esto, para paliar en la medida de lo posible situaciones de emergencia. Una vez más, desde los despachos de Madrid se abandona a su suerte a los agricultores de Castellón. Se cumple una década desde que se detectaron los primeros casos, sin que nadie haya ayudado a las asociaciones agrarias. Se les ha negado por activa y por pasiva el empleo de fitosanitarios más contundentes para combatir la plaga. 

Domingo Vicent llevará al pleno provincial diferentes iniciativas e impulsará el debate en Les Corts a través del Grupo Parlamentario de Ciudadanos. «No vamos a ser cómplices de este despropósito administrativo que denuncian a diario La Unió o Ava-Asaja. Necesitamos que el gobierno central autorice un tratamiento eficaz e inmediato, antes de que no queda nada que salvar. Estamos ante un problema de país, con una plaga que se propaga  a toda velocidad y que ya afecta a provincias y comunidades vecinas, como Cataluña y Murcia.  Hemos pedido durante años inspecciones en las aduanas de los países de origen y en los puertos europeos, ahora  es demasiado tarde, y si no se combate con todas las armas fitosanitarias el Cotonet será la puntilla al campo provincial»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *