Comienza la restauración ambiental en las zonas de los incendios de Bejís y Vall d’Ebo

Las ayudas de la Generalitat, el Gobierno central y la Confederación Hidrográfica del Júcar ascienden a cuatro con dos millones de euros.

 

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha comenzado a ejecutar las actuaciones de urgencia para la restauración ambiental postincendio tanto en la zona de Bejís (Castellón) como la Vall d’Ebo (Alicante).

Estas intervenciones, que se desarrollan a lo largo del año siguiente al incendio, tienen como objetivo «la vuelta a la normalidad y eludir caídas de árboles que pueden suponer peligro para la seguridad de las personas y asimismo eludir fenómenos erosivos», conforme ha informado la Generalitat en un comunicado.

Entre otros muchos, la prevención de los fenómenos erosivos deja sostener el suelo que va a ser el apoyo de la próxima cubierta vegetal, promueve la restauración de la fauna silvestre y de la vegetación autóctona, y supone la minoración del flujo superficial de aguas a fin de eludir daños en zonas exteriores en la montaña.

El importe de las actuaciones, tanto las que ejecuta la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, sumadas a las del Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Júcar, asciende a los cuatro con dos millones de euros.

El plazo de ejecución es de 6 meses, por lo que los trabajos concluirán en torno al mes de abril.

PRINCIPALES ACTUACIONES

Entre las actuaciones que se ejecutan se hallan la supresión de árboles en los dos lados de carreteras, caminos y pistas forestales, y el apeo de árboles quemados y supresión de los restos o construcción de fajinas para eludir la erosión en las vertientes.

Además de esto, se contempla la supresión de árboles fallecidos que pueden suponer un peligro fitosanitario, sobre todo en la zona del perímetro del incendio.

Asimismo se reconstruirán muros de mampostería en seco, se recobrarán bancales que en el pasado estaban cultivados a fin de que puedan servir de comestibles a la fauna y balsas de agua. Además, se arreglan pistas y caminos esenciales para labores agroforestales y de prevención de incendios.

«MAYOR INVERSIÓN DE LA HISTORIA» EN PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Por otra parte, asimismo se trabaja en la restauración postincendio de Venta del Moro, y dentro de poco se empiezan los trabajos en Costur-Useres y Calles.

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica destinará en el presupuesto de dos mil veintitrés «la mayor inversión de la historia» en materia de prevención de incendios de la Generalitat.

Con un incremento del cuarenta y dos por ciento con respecto al ejercicio del dos mil veintidós, el importe total asciende hasta superar los treinta y ocho millones de euros con la meta de «conservar y resguardar los bosques y el medio natural del territorio valenciano».