Comienzan las obras de la ZBE en la calle Trinidad de Castellón

Comienzan las obras de la ZBE en la calle Trinidad de Castellón

Estas obras, que han comenzado a ejecutarse por fases, deberán estar finalizadas el 31 de diciembre de 2025.

 

Las obras de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en la calle Trinidad han comenzado este lunes. Estos trabajos se inician tras completarse las 9 calles del Raval de San Félix, que ya están transitables, a falta de los últimos detalles del embellecimiento con la instalación de jardineras. Es importante mencionar que la calle San Félix sigue en obras y se espera que finalice después del verano.

Las acciones en la calle Trinidad aseguran el acceso de los conductores al centro de la ciudad por San Francisco y Asensi como rutas alternativas. Además, durante el periodo de obras, los residentes pueden circular sin problemas, incluso cuando las máquinas estén en funcionamiento. Sin embargo, deben retirar sus vehículos de la zona antes de las 7:45 horas y pueden volver a estacionar a partir de las 18:45 horas, momento en el que concluyen los trabajos diurnos. De esta manera, se garantiza la accesibilidad mientras se avanza en las obras.

Los trabajos en esta calle se realizan por bloques, por lo que esta primera fase abarca desde Puerta del Sol hasta Obispo Climent. Se estima que las obras estén lo más avanzadas posible para Navidad.

Pago mensual o completo del párking

Los residentes y comerciantes en las zonas afectadas por las obras tienen a su disposición aparcamiento garantizado en San Félix con una tarifa un 40 por ciento más barata. Además, tienen la posibilidad de realizar el pago del párking de San Félix mes a mes. De esta manera, la tarifa acordada es de 79,16 euros al mes, mientras que si los usuarios prefieren realizar el pago del año completo, el precio final es de 840 euros. En cualquier caso, se trata de tarifas reducidas para facilitar el aparcamiento a los afectados por las obras en esta zona.

Tótems informativos

Las obras de la Zona de Bajas Emisiones cuentan con señalización en tiempo y forma a través de paneles luminosos que indican a los conductores el itinerario alternativo. Esto permite a vecinos y visitantes seguir desplazándose al centro de Castellón con total seguridad, minimizando las molestias causadas por las obras para la mejora de la accesibilidad.

Relacionados  Castellón acometerá las obras de la ZBE en la calle Temprado en verano

Además, los castellonenses disponen de información actualizada en las redes sociales municipales y otros canales de comunicación, para que puedan prever sus desplazamientos estando informados en todo momento.

En cuanto a la comunicación sobre estas obras, los vecinos también tienen acceso a información detallada sobre lo que se va a hacer y cómo quedarán las calles tras las obras mediante unos tótems informativos con código QR e infografías descriptivas.

Previsión próximas actuaciones

En estos momentos continúan las obras en la calle Conde Pestagua, calle San Félix y calle Navarra. La ejecución de las mismas cumple con los plazos previstos.

Próximamente comenzarán las obras en San Luis, plaza Clavé y Arrufat Alonso, siempre y cuando hayan concluido los trabajos en Conde Pestagua, con el objetivo de minimizar las molestias.

Además, está previsto que este verano comiencen las obras en las calles Temprado y Luis Vives para que no coincidan con las de la calle Asensi, cuyo inicio está programado para enero de 2025. Los trabajos en esta zona tendrán una duración de dos meses, con el objetivo de que estén finalizados a comienzos de septiembre.

Mejora de la accesibilidad y de la imagen de la ciudad

Tras las obras de la ZBE, las calles serán de plataforma única, con aceras más anchas para poder disfrutar de la ciudad. La velocidad máxima permitida será de 20 km por hora. Además, se están utilizando materiales fonoabsorbentes para reducir el ruido y fotocatalíticos para disminuir la contaminación. Así, las calles serán más accesibles para los peatones y contarán con más plantas y flores naturales.

Todos los elementos del mobiliario urbano, como bancos, papeleras, maceteros y jardineras, estarán ubicados en el mismo lado de la acera, dejando el otro lado libre. La parte accesible, denominada ‘itinerario seguro’, contará con una botonera como señalética para las personas invidentes.

Estas obras, que han comenzado a ejecutarse por fases, deberán estar finalizadas el 31 de diciembre de 2025. Esta actuación se está llevando a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado con los fondos europeos Next Generation, para mejorar la accesibilidad de la ciudad de Castellón.