Compromís per Castelló propone revisar las tasas de la basura para aplicar rebajas a quienes más reciclen

La sectorial de Economía de Castellón apuesta por una fiscalidad progresiva, que permita incentivar el respeto al medio ambiente

La sectorial de Economía del colectivo de Compromís per Castelló se ha reunido para valorar varias de las ordenanzas fiscales que actualmente regulan las tasas del Ayuntamiento de Castellón. El órgano de asesoramiento formado por personas expertas en materia económica ha propuesto mejoras para que esta fiscalidad sea “más progresiva, más justa y que permita que el ayuntamiento disponga de recursos para hacer inversiones”, como ha explicado el portavoz de Compromís per Castelló, Miguel Ginés. “Es importante también apostar por la estabilidad y esto implica actualizar las ordenanzas, pero con cambios que no alteraren significativamente la fiscalidad”, ha apuntado Ginés.

Cabe destacar que una de las propuestas de Compromís es revisar las tasas de la basura para “premiar” a las personas que más separan y reciclan en el hogar, puesto que esta tarea ahorra después costes en la gestión de los residuos municipales. Para ponerlo en marcha, la sectorial de Economía propone hacer un estudio sobre tasas verdes e implicar también a los grandes productores de residuos, como empresas, comercios y hostelería.

“Los hábitos de la ciudadanía que apuesta por el reciclaje en origen ayudan el Ayuntamiento a optimizar la recogida y la posterior gestión y, por lo tanto, tienen que recibir bonificaciones por hacerlo”, ha asegurado el portavoz del grupo municipal, Ignasi Garcia, responsable también del área de Gestión de Residuos en el consistorio.

La sectorial de Compromís también ha propuesto trasladar a los partidos que gobiernan en coalición con la formación valencianista una iniciativa para que sea el Ayuntamiento quien gestione directamente el cobro de la tasa por el suministro de agua. De este modo se conseguirían tasas más progresivas, se podrían estudiar bonificaciones como la que propone Compromís para los residuos y se podría controlar mejor las inversiones necesarias para mejorar la red.

Deja un comentario