Compromís per Vila-real lamenta la programación cultural del Ayuntamiento

"Por ir contra los valores de cualquier sociedad civilizada"

La portavoz de Compromís per Vila-real, Maria Fajardo, ha lamentado esta mañana la programación cultural del Ayuntamiento de Vila-real por falta de sensibilidad y por contribuir a la normalización de la violencia machista.

Hoy domingo, el Ayuntamiento de Vila-real había programado dentro del festival de Música Clásica la obra «Operámida», dirigida a  niños. En este caso, asistía la concejala Balma Llansola con su hija pequeña, quien ha afirmado que «lo que debía ser un espectáculo de ópera familiar para niñas y niños ha acabado siendo un espectáculo lamentable donde el sexismo, los estereotipos de género y la violencia han sido normalizados ante los ojos de una cincuentena de personas de entre las que 15-20 eran niños». La señora Llansola ha lamentado que «se haya presenciado un espectáculo donde la mujer quiere irse de casa enfadada, el hombre no la deja irse y le quita el abrigo para impedirlo. Luego lo echa al suelo y lo pisa y, para terminar de rematarla le pega una bofetada». Por ese motivo, ha decidido abandonar el espectáculo indignada.

Maria Fajardo pedirá explicaciones al equipo de Gobierno quien, según consta, tiene un programador cultural al que le paga todo Vila-real y que debería dar alguna explicación por los hechos lamentables. Aparte, según la portavoz de Compromís de Vila-real «estamos absolutamente molestas porque sólo hace unos días los socialistas y Podemos tumbaron una moción de Compromís por la compra de los libros LGTBI+ con los mismos argumentos que utiliza la extrema derecha como ahora los del PIN parental, cuando todo el mundo sabe que quien hace la selección de libros en los centros es el profesorado y sólo estábamos hablando de hacerlos llegar como rechazo a todo lo que representa la extrema derecha contra los derechos de la comunidad LGTBI+ ». Fajardo explica que «en cambio, en este espectáculo, y a diferencia de los centros educativos, no ha habido filtro alguno o el programador cultural del Ayuntamiento ha estimado que estas escenas de apología de la violencia de género eran adecuadas, por la que pedimos que se asuman responsabilidades inmediatamente».

Por su parte, la concejala Balma Llansola concluye que «desde el Grupo Municipal de Compromís per Vila-real nos sentimos «enfadadas e indignadas como vecinas y como madres porque esta obra ni es para niños ni es para ningún tipo de público ya que contribuye a perpetuar los estereotipos y la violencia de género. Si seguimos así nunca acabaremos con la violencia que impregna a nuestra sociedad. Estamos hartas de que se normalicen estas situaciones y que generación tras generación las cosas empeoran.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *