Compromís pregunta sobre el futuro de la prohibición de circular camiones en la N-340 entre Torreblanca y Nules a partir de 2020

Carles Mulet recuerda que se impuso sin preaviso la prohibición en 2014, arruinando negocios y disparando la siniestralidad de la CV-13
El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha presentado una nueva pregunta escrita para saber si la prohibición de circular tráfico pesado entre los municipios de Torreblanca y Nules va a mantenerse a partir del 1 de enero de 2020, fecha en la cual la AP-7 revertirá a la administración pública y se prevé eliminar los peajes tradicionales (a pesar de estudiar justamente ahora la aplicación de peajes blandos).

Mulet ha recordado que a principios de 2014, sin previo aviso, se impuso la medida improvisada de desviar el tráfico pesado desde la N-340 por la CV-13 y CV-10, entre Torreblanca y Nules, lo cual ocasionóla ruina absoluta  de muchos establecimientos de la zona comprendida en estos tramos, y que vivían directamente de dar servicio en los transportistas, el entonces subdelegado del Gobierno por el PP, no supo explicar si la medida era temporal o permanente, y hemos visto como decenas de actividades económicas se han ido al traste, comercios de restauración especialmente. Al actuarse sin avisar, pilló a muchos con grandes inversiones de renovación muy recientes, no se dio tiempo a reconvertir la actividad o buscar una nueva ubicación, llevando a muchas familias a la ruina, y más ante el desconcierto de desconocer si esta actuación tenia fecha de caducidad o no.

El senador de Compromís ha recordado que esta medida obligó a desviarse a los camiones por la CV-13 hacia la CV-10 “ la CV-13 es una vía de un solo carril, con una pendiente grandísima, que se ha convertido en una ratonera donde se repiten los accidentes”.

Ahora, con la reversión de la AP-7 a la gestión pública ( aunque no se descarten peajes blandos), desviará a buena parte de este tráfico pesado por la futura autovía, desapareciendo el volumen antes obligado a usar  una N-340 que todavía atraviesa en las Planas municipios como Les Alqueries o la Ribera de Cabanes “ hay comercios que están sobreviviendo casi de milagro, esperando un futuro incierto que ahora tampoco se disipa, por eso queremos saber si se va a permitir circular camiones entre Torreblanca y Nules por la N-340 ( que en caso de la AP-7 sin peajes, serían los mínimos, al tener una alternativa de desplazamiento), también, saber para cuando los peajes blandos en todas las autovías, que de aplicarse ya en la AP-7 o la CV-10, afectara también al trafico de camiones y les empujará a buscar alternativas), o saber cómo piensa implicarse el Gobierno en la mejora de la CV-13 pues ha sido el responsable de disparar la siniestrabilidad de este vial no diseñado para este uso impuesto por la subdelegación del Gobierno.

La responsabilidad del PSOE

Igualmente, Mulet ha reiterado la irresponsabilidad del PSOE en anunciar los peajes blandos en las autopistas a meses de convertir la AP-7 en autovía “ por culta del PSOE los valencianos llevamos pagando desde 1986 uno peaje altísimo e injusto, en 1986 terminaba la explotación privada y fue un Gobierno del PSOE quien lo prolongó a traición, el mismo partido que ahora cuando no tienen más excusas que cumplir con la última concesión alargada por el Gobierno del PP, quiera apuntarse un tanto como si hubiera hecho alguna acción heroica, cuando simplemente es cumplir con el contrato actual, y al mismo tiempo sacan de la manga los peajes blandos. Todo esto demuestra una vez más la poca fiabilidad que genera el PP-PSOE”
Mulet ha reiterado que el futuro ha de ser necesariamente el desplazamiento de todas las mercancías por ferrocarril por el corredor mediterráneo, pero mientras, es necesario buscar la mejor opción.

Deja un comentario