Comulgar con ruedas de molino

Hay que ver el empeño que ponen nuestros políticos en hacernos creer que somos tontos de baba.

Tengo serias dudas de si creen, quieren creer o de verdad piensan que somos todos gilipollas.

La guerra comercial USA-China, el brexit, la recuperación de los mercados turísticos de Croacia, Túnez y Egipto y la inundación del mercado europeo de productos agrícolas africanos no parecen importar a nadie. Nos venden la margarita de elecciones SÍ, elecciones NO, como si fuéramos nosotros los que tenemos que hacer su trabajo mientras nos gastamos  casi 600 millones de euros en votar cuatro veces en cuatro años ¡Qué más da! ¡Será por dinero! No se nos acaba ni tirándolo.

España ha sido incapaz de aceptar el riesgo de la absurda política de fronteras abiertas hasta que hemos estado prácticamente invadidos y las violaciones son ya la noticia de cada día. Ya no pueden ocultar, como lo han venido haciendo años, la nacionalidad de los autores de las violaciones, robos y agresiones y empiezan a confesar, con la boca pequeña, que tenemos un grave problema de inmigración ilegal generadora de delincuencia.

La situación de quiebra técnica en la que España vive la disfrazan a diario con cualquier noticia que se capaz de desviar la atención de los españoles de lo que se nos viene encima.

Ya hay expertos en la materia que vaticinan que seremos “rescatados”, lo más tardar en 2021, con una sustancial “rebaja” de las pensiones y los salarios mientras nuestro Congreso está de vacaciones y las autonomías no se cansan de pedir dinero.

A nivel local el tema es atentatorio contra nuestra inteligencia. “El cambio de topónimo de la capital provincial a Castelló de la Plana no tendrá ningún coste extra para la ciudad y su penetración se regulará de manera natural, aprovechando además la nueva ordenanza sobre señalización.” Y quieren que nos lo creamos.

Como estaba prevista una nueva  ordenanza municipal cambiar los carteles es gratis. Es decir que si mañana se decide que todas las carreteras se conviertan en autopistas sería gratis porque ya estaba previsto. Recordarán ustedes que se filtró que solo el cambio de uniformidad de la Policía Local para sustituir Castellón por Castelló supondría un gasto superior a los 260.000 €, súmenle papeleo con membrete nuevo, rotulación de vehículos, vestuario de empelados municipales , etc…y llegarán a la  conclusión de que los únicos que se creen la “trampa” son los miembros del Gobierno Municipal.

No parece que los españoles estemos muy predispuestos a levantarnos del sofá para defender nuestra libertad y nuestra seguridad pero de ahí a comulgar con ruedas de molino es algo que no me puedo creer que esté pasando.

Deja un comentario