Consumo destapa posibles fraudes en el Black Friday

Consumo destapa posibles fraudes en el Black Friday

Estos operadores habrían aumentado el precio de varios productos antes del 'Black Friday' para luego reducirlos al precio original durante dicho evento.

 

El Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 ha iniciado un proceso sancionador contra importantes operadores de comercio electrónico por presuntas prácticas engañosas durante el ‘Black Friday’, un período en el que muchas tiendas y grandes almacenes ofrecen significativos descuentos para promover las compras.

Según ha informado el departamento dirigido por Pablo Bustinduy este lunes,

Estos operadores habrían aumentado el precio de varios productos justo antes del ‘Black Friday’ para luego reducirlos al precio original durante dicho evento.

En particular, en la investigación llevada a cabo por Consumo, se detectó que entre el 15 y el 20 de noviembre de 2023, un operador ofrecía un televisor por 526,99 euros, y el 21 de noviembre, el precio del televisor se elevó a 629,99 euros. Durante el ‘Black Friday’, entre el 22 y el 28 de noviembre, el precio del televisor volvió a bajar a los 526,99 euros.

De esta manera, los consumidores pueden caer en la falsa creencia de que están adquiriendo un producto con un descuento de 103 euros, lo cual no se corresponde con la realidad, ya que el precio fue aumentado en los días anteriores.

Afirmó el Ministerio, recordando que el artículo 20 de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista establece que «siempre que se ofrezcan artículos con descuento, se debe indicar claramente en cada uno de ellos el precio anterior para poder realizar una comparación precisa».

En este caso, el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 añadió que la ley también establece que «el precio anterior debe ser el precio más bajo que se haya aplicado a productos idénticos en los treinta días previos».

Relacionados  Investigación por la gestión del cribado de cáncer en Castellón

La Dirección General de Consumo, que forma parte del Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, ha recopilado información sobre este tipo de prácticas durante una investigación previa que inició debido a «indicios de que dichas operadoras podrían estar llevando a cabo estas prácticas en sus ventas en línea».

Estas acciones pueden considerarse como infracciones graves, con multas de hasta 100.000 euros, una cantidad que puede aumentar hasta entre cuatro y seis veces el beneficio ilícito obtenido.

La investigación fue realizada por los servicios técnicos de la Dirección General de Consumo, que están bajo la Subdirección General de Inspección y Procedimiento Sancionador, y comenzó en octubre de 2023, cuando se comenzó a monitorear diariamente un total de 1.140 productos durante el ‘Black Friday’. Este monitoreo se llevó a cabo utilizando la herramientaPrice Reduction Tool‘ de la Comisión Europea.

A dos de estos grandes operadores ya se les ha abierto un expediente sancionador, mientras que la investigación sobre el resto de las empresas que podrían haber incurrido en esta práctica aún está en curso.

Estos operadores comercializan una amplia gama de productos, como electrodomésticos, electrónica, artículos deportivos o productos de cosmética, que están disponibles en tiendas y grandes superficies.

La apertura de estos expedientes sancionadores no determina el resultado final de la investigación. Ahora se inicia un período máximo de nueve meses para instruir los expedientes y resolverlos por los órganos competentes del Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030.