Convocada la décima edición de los Presupuestos Participativos en Vila-real

La concejala de Participación recuerda las contrariedades económicas del consistorio y apunta que proseguirán trabajando en los proyectos pendientes.

 

El Consistorio de Vila-real impulsa la décima edición de los Presupuestos Participativos para oír a la ciudadanía y dar voz a los vecinos y vecinas en la administración de la vida pública. La edila de Participación Ciudadana, Miriam Caravaca, y el vicepresidente del Consejo de Participación Ciudadana y secretario de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Ximo Bartoll, han presentado esta nueva edición, que arranca mañana con la apertura del plazo de presentación de propuestas.

Además de esto, han hecho cómputo los presupuestos participativos de dos mil veintidós, que el vicepresidente del Consejo de Participación Ciudadana ha calificado como positivos,

Teniendo en cuenta la coyuntura económica del Ayuntamiento.

Así, conforme el cómputo que ha presentado Bartoll, se ha ejecutado el ochenta por ciento de las propuestas que superaron el proceso de selección, con una quincena de acciones como el promuevo de la inserción sociolaboral de personas con diversidad funcional, la eliminación de barreras arquitectónicas, la renovación de la zona de juegos infantiles del Termet o la instalación de placas solares en edificios municipales, entre otras muchas.

La edila de Participación Ciudadana ha recordado la difícil situación económica del Municipio de Vila-real, con los sobrecostes por la energía y la inflación, y el inconveniente crónico del urbanismo y la deuda heredados del PP, y ha asegurado,

A pesar de esto, hemos logrado llevar adelante el ochenta por ciento y hemos probado que, juntos, hacemos que la urbe avance.

Entre las demandas de la ciudadanía que no se han podido ejecutar ha señalado ciertas como la construcción de la pista de atletismo y ciclismo, un proyecto valorado en cinco millones de euros “que en este instante no podemos aceptar, mas trabajamos desde el punto de vista urbanístico para procurar lograr los terrenos por el hecho de que no renunciamos a esta obra y trataremos de hacerla realidad en el futuro” para lo que la edila ha señalado que se procurará aprovechar las líneas de financiación europea.

Asimismo la peatonalización del tramo de la calle Comunión entre la iglesia Arciprestal y la calle Cristo de la Penitencia o la creación de espacios para la circulación de bicicletas o patinetes son propuestas que se han quedado en cartera y en las que “seguiremos trabajando”, ha aseverado Caravaca.

Aunque hacemos economía de ajustes y no hay dinero para grandes obras, proseguimos escuchando a la ciudadanía y trabajando para hacer realidad la nueva Vila-real del siglo XXI.

Conforme ha destacado. Por eso, ha anunciado una nueva convocatoria de presupuestos participativos. El proceso de participación se empezará con la recogida de las propuestas ciudadanas, que se van a poder hacer llegar por medio de la plataforma ‘pressupostosparticipatius.vila-real.es‘ entre los días veinticinco de octubre y 1 de noviembre de dos mil veintidós.

Pueden participar los ciudadanos y ciudadanas censados en Vila-real, mayores de dieciséis años y no hay límite en el número de propuestas que se pueden presentar. El único requisito es que los proyectos o las acciones que se propongan sean de competencia municipal, encajen como inversiones o gastos y que resulten viables técnica y judicialmente.

Tras la fase de recogida de propuestas y valoración técnica de exactamente las mismas, se procederá a la fase de baremación. En esta fase se dará a cada propuesta una puntuación específica en dependencia de si son acciones o proyectos que cumplan con ciertos criterios, como por ejemplo: promover la igualdad de género entre la población, trabajar por la accesibilidad de los espacios públicos, tener una continuidad en el tiempo, tener incidencia sobre un volumen grande de la población, que incluya los colectivos con diversidades funcionales, que tenga carácter renovador técnica o socialmente, que sea sustentable medioambientalmente.

Así, si las propuestas cumplen con ciertos -o múltiples- de estos ítems, van a hacer frente a la fase de votaciones públicas con un mejor posicionamiento. Del dos al once de noviembre se procederá al análisis de las propuestas (aptitud técnica y baremación), y entre el catorce y dieciocho de noviembre se van a abrir las votaciones públicas. Está previsto que a partir del 21 de noviembre se hagan públicos los resultados.