Creen que vale todo

La doble moralidad de la izquierda y la mentira periodística al servicio de intereses políticos han protagoniza el “puente de la Inmaculada”

Es curioso que dados a celebrar hasta el “ día del ajo fresco” no se celebre como se merece la festividad de La Virgen Inmaculada, patrona de España, suponemos por el asco que les da a la gran mayoría de nuestras instituciones pronunciar la palabra España, esa a la que se quieren cargar.

El acto en defensa de la Constitución celebrado por VOX en la Plaza de Pescadería el pasado domingo ha dado mucho de sí  y ha puesto a trabajar a todo el servilismo local.

Un periódico de ámbito nacional, con edición castellonense, ha sido capaz de contar mentira tras mentira con el agravante, además, así consta a esta redacción, de haber hablado directamente, la firmante del artículo, con la Presidente de VOX Castellón, Llanos Massó.

Lo único cierto de todo el artículo hace referencia al hecho de que VOX sí había presentado, en tiempo y forma, escrito ante la Delegación del Gobierno comunicando la realización del acto. No existe más obligación que esa y no es problema de VOX si la Delegación del Gobierno no lo comunicó a la Subdelegación, se desconoce este hecho, y si la Subdelegación lo comunicó al Ayuntamiento. Según Amparo Marco esta comunicación no llegó, y la alcaldesa no es nada proclive a mentir.

Pero evidentemente sí había conocimiento de la celebración de la concentración ya que la Policía Nacional estuvo presente con numerosos efectivos.

Cierto es que las campanas de Fadrí molestaron bastante pero tampoco tenemos constancia de la más mínima queja por parte de VOX, Alberto Asarta, Diputado encargado de la lectura del manifiesto, llegó a tomarse con humor el insistente doblar de campanas que no se sabe quién ordenó o contrató.

En el fondo todo apunta, y no solo a nivel local, al miedo escénico que le ha entrado a la izquierda y al ahora socialdemócrata PP por el crecimiento lento pero incesante del partido de Santiago Abascal.

Sorprendente la acusación de “delito de odio” por tapar, para solo cumplimentar la decoración que preside todos y cada uno de los actos de VOX, con la bandera de España un banco decorado con los colores LGTBI. Así lo denuncia el líder local de un partido y edil de nuestro ayuntamiento, que además tilda los artículos de la Constitución como mensajes de delito de odio ya que fue lo único que leyeron los simpatizantes de VOX.

No es de extrañar si el propio Presidente de la Generalitat se quejaba, hace solo un par de días, de sentirse subyugado por lo que él llama un BOE de 1978 en una absoluta falta de respeto a la legalidad vigente.

Decimos sorprende, en referencia a tapar el banco, porque la acusación proviene de quienes llevan ya tiempo intentando derribar el símbolo de las víctimas de la violencia, la Cruz de Ribalta.

Deja un comentario