Cs pedirá en el pleno la suspensión cautelar del decreto de reducción de ocupación de espacio público a terrazas de ZAS

Manrín-Buck: “Nunca se hizo un estudio acústico con la doble medición: autonómica y estatal y nada tiene que ver con la reducción de las terrazas”

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Castellón, Alejandro Marín-Buck ha adelantado que su grupo municipal llevará al pleno de este mes una moción pidiendo “la suspensión cautelar del decreto que obliga a las terrazas de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) “TASCAS” a  reducir la ocupación de su espacio público por ser contrario a derecho”.

Asimismo Marín-Buck ha indicado que “a priori, se entiende que esta orden de reducir las terrazas obedece a la aplicación de las medidas correctoras aprobadas en el pleno de 29 de noviembre de 2018 y del que el mes que viene se cumplen dos años, plazo para poner en marcha esas medidas favorables a aquel principio de reducción acústica que están persiguiendo, pero que nada tiene que ver con una reducción de las terrazas”.

Además, el portavoz de Cs ha trasladado que “vamos a solicitar la contratación que se hizo del estudio acústico del año 2010, ya que las modificaciones siguientes del 2014 y 2018 se hicieron en base a éste y ninguno cumplía con la doble medición acústica: autonómica y estatal que exige el Decreto Valenciano”.

Por tanto, “se habrá que hacer una revisión para un buen examen acústico de la ciudad ajustado a la normativa y hasta que esto ocurra dejar de poner la zancadilla a los comerciantes hosteleros que cada día levantan la persiana generando oportunidades de económicas para la ciudad”, ha insistido Marín-Buck que además ha recalcado que “la reducción acústica nada tiene que ver con la reducción de espacio y menos en estos momentos COVID-19, cuando ya se han aplicado restricciones por distanciamiento social”.

Por último, el responsable de Cs en Ayuntamiento de Castellón ha criticado que el Fadrell “salga al paso de este problema poniendo las quejas de los vecinos como excusa para reducir las terrazas y sin embargo, en el decreto enviado a los hosteleros, aumenta el horario nocturno de 22:30 a 00:30 de domingo a miércoles en invierno y hasta la 01:00 en verano. Manteniendo las 22:30 para jueves, viernes y sábado. “Una mezcla de horario COVID, con el que se aprobó en el pleno ordinario de noviembre de 2018 y el que conocen los propios hosteleros: las 22:30 hora de cierre, independientemente del día”, ha apuntado Marín-Buck.

Quien ha concluido que “en el próximo pleno el Fadrell tiene una oportunidad para aclarar todas estas dudas y sobre todo, si está por mantener vivo el centro de la ciudad manteniendo intactas estas terrazas como balón de oxígeno o por el contrario va a seguir apagándolas hasta su final”.

Deja un comentario