CSIF lamenta la «precariedad» en la que se encuentra el profesorado asociado de la UJI

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha denunciado la “desidia” por la parte del Rectorado de la Universitat Jaume I de Castellón en el momento de tomar medidas efectivas que contribuyan a mitigar la situación de “precariedad” en que se encuentra el profesorado asociado de la UJI (PATP). Un colectivo que aglutina cerca del 40 por ciento del profesorado.

Desde CSIF han recordado que la Plataforma del Professorat Associat de la UJI “lleva tiempo denunciando que, a fecha de el día de hoy, no se ha tomado ninguna medida tangible para poner punto y final a la discriminación tanto retributiva y salarial como de derechos laborales que sufre el PATP”, resumida en la frase “A igual trabajo, iguales derechos”.

En materia de retribución salarial, desde la central sindical también han denunciado que “el hecho de que el preacuerdo del convenio de las universidades públicas valencianas que en 2019 firmaron la Conselleria, los sindicatos y los rectores de las 5 universidades de la Comunitat no haya entrado en vigor aún supone que los asociados de la UJI en nuestros días cobran un treinta con ocho por cien menos de lo que en teoría deberían estar percibiendo desde enero de dos mil diecinueve y, además de esto, siguen estando un veinticinco por cien por debajo de lo que perciben los asociados de la Universidad de Alicante”.

Desde CSIF han indicado que, “aunque desde la Plataforma de Asociados insisten en que ese Convenio no resolvía el inconveniente retributivo, pero era un avance, la realidad es que, tres años después de seguir sin aprobarse, la UJI no ha propuesto ni una medida correctora para compensar a su personal docente, que ve que cómo año a año su poder adquisitivo reduce sin que absolutamente nadie tome cartas en el asunto”.

“Aunque el 27 de enero de 2011 el Consejo de Gobierno de la UJI aprobó un Plan de Mejora de las Condiciones Académicas y Laborales del PATP, han trascurrido más de 10 años y no ha habido ningún avance significativo”, han denunciado desde CSIF, que han señalado que “tampoco se ha efectuado una memoria para poder ver cuánto le costaría a la UJI solucionar esta situación, según la propuesta hecha por el Vicerrector de Profesorado”.

Respecto a los incentivos que el profesorado asociado pide siendo evaluado de igual modo que el resto de profesorado que sí los percibe, desde la central sindical han lamentado que “sigue sin haber ningún movimiento y es otro antecedente más de discriminación laboral”. “

«Pese a que el Tribunal Supremo en Sentencia de 10/12/2020 reconoce el derecho a la evaluación de la actividad enseñante y que se reconozcan sus méritos mediante lustros enseñantes a todo el Personal Docente y también Investigador (PDI), tanto permanente como temporal de las Universidades Públicas de la villa de Madrid, la UJI no ha dado ningún paso a fin de que esto pueda aplicarse a su profesorado asociado y no tiene intención de hacerlo”, han indicado.

Así, CSIF también ha lamentado a este respecto que, tras la reunión que el personal docente perjudicado mantuvo con el Vicerrector de Profesorado a principios del curso 2021/22, donde se arrancó el compromiso de crear una mesa técnica para estudiar la situación del PATP, “dicha mesa únicamente se ha citado una vez en febrero y ha incluido la problemática como un punto más del orden del día, sin darle la importancia que merece ni entrar en el fondo del asunto”.

“Aunque el Vicerrector afirmó que habría una renovación automática de los contratos, debido a la pandemia, y acceso a la carrera docente de aquellos PATP que estuvieran acreditados, siempre que llevarán una antigüedad de 10 años, la realidad es que esta condición incluye a poquísimos PATP, quedando el grueso del colectivo desprotegido, cuando existen varias resoluciones judiciales que apuntan la transgresión de sus derechos laborales”, han agregado desde CSIF.

“No solo es que el profesorado asociado de la UJI carezca a veces de espacio propio para atender tutorías o aun de equipos, por lo que estos docentes se ven obligados a utilizar sus propios materiales en clase, sino también carecen de incentivos y de reconocimiento profesional, aparte de sufrir una preocupante falta de estabilidad laboral, con contratos que se prorrogan año a año o créditos que disminuyen de un curso a otro”, han remarcado desde CSIF, que han reclamado al Rectorado que, “en lugar de mirar cara otro lado, ponga en marcha medidas urgentes para resolver lo antes posible esta grave situación de precariedad laboral”.