CSIF pide a las administraciones que “definan cuanto antes” qué solución prevén dar a la vacunación con AstraZeneca

El sindicato alerta de la “incertidumbre” y lamenta la falta de respuesta a las preguntas de CSIF sobre el control de la vacunación

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha presentado un escrito ante el Consell para pedir que realice un seguimiento exhaustivo del personal vacunado y detectar posibles efectos no deseados de la primera dosis de AstraZeneca. Del mismo modo, el sindicato ha solicitado de nuevo que se realice un seguimiento de la salud de todos los colectivos inmunizados hasta la fecha con esta vacuna.

CSIF ha recalcado que los cambios de criterio que se están produciendo al respecto, como el anunciado anoche por el Ministerio de Sanidad para suspender la administración de dosis a menores de 60 años, están generando “grandes incertidumbres sobre la vacunación”. Ante esta situación, ha reclamado a la Conselleria de Educación que aporte al colectivo docente, posiblemente el más numeroso al que se le ha administrado esta vacuna, “seguridad, certidumbre y tranquilidad”.

Desde CSIF han explicado que “el 30% de las dosis distribuidas hasta la fecha en la Comunidad Valenciana pertenecen a AstraZeneca, con 296.100 de las 792.400 vacunas que se han entregado en total” y ha alertado de que “hay que tener en cuenta que, mientras la vacuna de AstraZeneca se basa en la tecnología del adenovirus atenuado, otras como la de Pfizer están basadas en la del ARN mensajero y habría que estudiar las posibles consecuencias o incompatibilidades que podría tener la mezcla de unas y otras”.

Por ello desde el sindicato han remarcado la “necesidad” de “trazar un plan de vacunación eficaz y no generar más incertidumbre entre los colectivos que siguen en primera línea de riesgo frente al coronavirus y sin la protección adecuada”. “Desde CSIF pedimos a las administraciones sanitaria y educativa que definan cuanto antes qué va a suceder tanto con las personas que ya han recibido la primera dosis de AstraZeneca, así como que se concrete qué va a pasar con los menores de 60 años que están a la espera de esa primera dosis”, han recalcado desde el sindicato.

Desde CSIF también ha solicitado una “vigilancia de la salud de los profesionales sanitarios y no sanitarios” que han recibido dosis de AstraZeneca, al igual que información sobre consecuencias, como “el número de profesionales que han solicitado la baja por efectos secundarios” tras recibir esta vacuna. También se ha pedido de nuevo por escrito al Consell que dé respuesta a cuestiones como “qué medidas de control y seguimiento de los ciudadanos vacunados con AstraZeneca está previsto desde la Conselleria llevar a cabo para prevenir cualquier complicación o efecto adversos que pudiera producirse”.

Funcionarios de prisiones, a la espera

Por otro lado, en el caso del 50% de las plantillas que trabajan en las instalaciones penitenciarias de la provincia de Castellón, que todavía no han recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y que habían comenzado a ser citados para ser vacunados a partir de la próxima semana, desde CSIF también han presentado un escrito para solicitar a la Conselleria de Sanidad “que se respete el orden de vacunación que marca la Estrategia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de 30 de marzo de 2021”. “Pedimos que no haya más demoras y se complete cuanto antes el proceso de vacunación a este colectivo, que también está considerado como grupo prioritario o esencial, ya que trabaja con población especialmente vulnerable”, han afirmado desde CSIF.

Deja un comentario