Cuando la guerra es narrada por los derrotados

La moción de censura presentada por VOX contra el Gobierno social-comunista que asola España en lo sanitario y en lo económico, puso inmediatamente a trabajar a todos los medios de comunicación bien subvencionados afines al “régimen” impuesto desde Moncloa, solo unos pocos, los de casi siempre, contaron la verdad y fueron oportunamente censurados en RRSS, TV y radio.

El análisis que se puede hacer de la moción de censura es claro y muy fácil de deducir. Si el PP fue alabado por Pablo Iglesias, aplaudido y sonreído por Pedro Sánchez y ensalzado por Adriana Lastra, no puede existir la más mínima duda de que “los de la gaviota” han metido la pata hasta el corvejón. El PP  se afilió, sin encomendarse a ningún Santo, a la izquierdosa, separatista y sectaria “progresía”, que cantaba victoria a través de los titulares bien pagados. Qué mal lo has tenido que hacer para recibir tanto agasajo de tus enemigos a no ser que ya hayas cambiado de bando, hecho deducible de las palabras sin sentido del “busca votos” Casado.

Lo dije durante la campaña electoral, allá por noviembre del año pasado: ”El PP es la línea blanca del PSOE”…No hay mejor juez que el tiempo.

Reparen ustedes en que error tan grande cometió el nuevo “progre” Casado para que las bajas en el PP hayan sido millares mientras muchas sedes provinciales  de VOX tuvieron que abrir ayer sábado ante la avalancha de nuevas afiliaciones.

Las adulaciones han llegado hasta nuestro Ayuntamiento. La primera edil aplaude, en un artículo de prensa que lleva su firma, aunque parece escrito por allegado o allegada, la actitud del PP, y acusa a VOX de provocar el enfrentamiento y la ruptura.

Hasta donde yo sé, el Grupo Municipal VOX ha sido comedido y respetuoso en sus acciones buscando siempre el consenso y el acercamiento, para aquellas cosas que beneficiaban a los vecinos, hasta donde el programa del partido, las convicciones personales de su portavoz municipal y los valores en los que cree y defiende lo han permitido. Puede, podría asegurar que no yerro en la afirmación, que nuestra Alcaldesa tenga más enemigos dentro del “Acuerdo de Fadrell” que en el GM VOX.

En la narración de la moción de censura ocurre igual que con la nefasta “Ley de Memoria Histórica” donde los derrotados quieren reescribir los hechos para conseguir que nuestra historia sea la única en el mundo relatada por los vencidos, ensalzando las acciones de un bando, criminalizando las del contrario y obviando largos periodos de tiempo poco propicios a sus intereses.

Abascal ya ha dejado claro que no entrará en la confrontación, la mano de VOX seguirá siendo ofrecida para cualquier posibilidad que surja de desalojar de  Moncloa al presidente más funesto de nuestra historia reciente, y VOX está, según todas las encuestas, en el buen camino para ser decisivo en la consecución de tan deseado objetivo por parte de la mayoría de los españoles, aunque aún algunos solo se atrevan a decirlo en “petit comité”.

Deja un comentario