Decepción en Vila-real por el «silencio y el desprecio» de Mazón

Decepción en Vila-real por el «silencio y el desprecio» de Mazón

Benlloch denuncia la "discriminación" y el "maltrato" de Mazón a Vila-real después de un mes sin respuesta a la petición de una reunión urgente.

 

El alcalde de Vila-real (Castellón), José Benlloch, ha expresado su indignación por lo que considera «discriminación» y «maltrato» hacia la ciudad por parte del presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, y su gobierno. Esto surge después de que, durante siete meses, «no hayan mostrado interés en realizar una visita oficial a Vila-real ni hayan respondido a la solicitud de una reunión urgente realizada hace un mes en relación con el desmantelamiento de la sede de la Dirección Territorial de Innovación».

Benlloch lamenta que «con este trato institucional no solo menosprecian al equipo de gobierno, sino que también están insultando a la ciudadanía de Vila-real».

El alcalde ha comparecido ante los medios para explicar que, un mes después de enviar de manera oficial la solicitud de una reunión al presidente Mazón para abordar tanto los proyectos pendientes en la ciudad como el asunto de la retirada de la sede de la Dirección Territorial de Innovación de Vila-real, «seguimos sin recibir ninguna respuesta por parte de Mazón ni de nadie de su equipo o sus consellers».

Benlloch sostiene,

Mi enfoque siempre ha sido el del diálogo y el consenso, respetando las visiones políticas que cada uno pueda tener, pero siempre respetando la legitimidad de los gobiernos elegidos por la ciudadanía. Por esta razón, después de las elecciones autonómicas, decidí optar por la paciencia y dar tiempo a que el nuevo gobierno de PP y Vox se conformara y nombrara a sus equipos.

Recuerda que «no quise salir desde el primer momento a exigir para Vila-real todo lo que está pendiente, a pesar de que son 50 millones de euros en infraestructuras«, y lamenta que «en estos meses, lo único que hemos visto son las visitas de Mazón y su gobierno por la provincia, especialmente a la ciudad de Castellón, en una evidente estrategia de centralismo que nos discrimina«.

El alcalde se ha mostrado decepcionado por «la falta de oficio del gobierno autonómico y la despreocupación por lo que ocurre en Vila-real, a pesar de que yo nunca he cerrado la puerta a nadie».

Pero a Mazón solo lo hemos visto aquí para la visita de Su Majestad el Rey Felipe VI y para ver el partido del Villarreal CF-Barcelona; sabe dónde está Vila-real pero no quiere venir para hablar de los temas que de verdad importan.

Además, «hemos sabido que se han producido visitas de altos cargos de la Generalitat a instalaciones públicas, sin contar con Vila-real lo más mínimo, lo que para nosotros es una deslealtad institucional intolerable«, reprocha el alcalde.

Relacionados  Ximo Puig elogia la actuación del PSOE en el debate a siete y critica "el huracán de mentiras de Feijóo"

Pero de manera especial, Benlloch critica el «silencio y el desprecio» del Consell con el desmantelamiento de la Dirección Territorial de Innovación que, «gracias a la política de descentralización del anterior gobierno de Ximo Puig, conseguimos ubicar en la planta baja del Vivero de Empresas I, en colaboración con la Cámara de Comercio».

El pasado mes de enero, sin avisar e incumpliendo el convenio firmado por la Conselleria de Innovación anterior, el actual Consell decidió desmantelar con premeditación y alevosía la sede de la dirección territorial en Vila-real, con una deslealtad institucional que no he vivido nunca ni en los peores momentos con los gobiernos anteriores del PP.

Afirma el alcalde.

Tras este incidente, el 19 de enero, el alcalde remitió una carta a Carlos Mazón «en la que pedía una reunión urgente para abordar tanto las peticiones que hemos elevado a la Generalitat con la unanimidad de todo el Pleno para reclamar las infraestructuras pendientes en Vila-real, así como tratar la decisión no comunicada de desmantelar la Dirección Territorial de Innovación».

Un mes después, no he recibido ninguna respuesta a la carta.

Remarca Benlloch. «Únicamente una resolución de la nueva consellera diciendo que la dirección territorial se traslada a Castellón». En la misiva se informa al consistorio que la Conselleria «acuerda la finalización del uso temporal de los espacios cedidos por el Ayuntamiento donde se ubicaba la dirección territorial de la Conselleria en la provincia de Castellón».

Finalmente, Benlloch ha asegurado que «lo más lamentable es la deslealtad y connivencia del PP de Vila-real, que solo antepone los intereses de su partido a las necesidades de la ciudad». El alcalde recuerda que «Casabó y Llorens se reunieron en noviembre con la consellera Salomé Pradas para abordar la situación de infraestructuras para Vila-real, cuando en aquel momento ningún conseller se había interesado por nuestra ciudad».

Se hicieron la foto, en un acto de total deslealtad y sin ninguna efectividad, porque después vimos que en los Presupuestos de la Generalitat no aparece nada de lo que necesita Vila-real, únicamente el centro de salud, y haciendo trampa, puesto que han eliminado el millón de euros que dejó presupuestado el gobierno de Ximo Puig.

Concluye.

Conoce más noticias de Vila-real en este enlace.