Denuncian falta de personal en la estación Renfe de Castellón

Denuncian falta de personal en la estación Renfe de Castellón

Los usuarios lamentan "la cola de más de media hora para sacar un billete de tren (AVE, o tortuga) en la estación de Castellón".

 

Usuarios de la estación de tren de Castellón se enfrentaron a una espera desesperante este viernes, con colas que superaron los 30 minutos para adquirir un billete. Conforme aseguran, «la situación alcanzó niveles de frustración cuando se descubrió que solo una ventanilla de las tres disponibles estaba abierta, y una sola persona, muy profesional pero claramente abrumada, atendía a todos los clientes».

Para empeorar las cosas, no había empleados disponibles para ayudar o explicar el funcionamiento de las máquinas automáticas, dejando a los «viajeros variopintos abandonados a su suerte».

Parece que para los directivos de Renfe, solo existen carteras y fardos estandarizados, no viajeros con necesidades diversas.

Afirmaba uno de los afectados al describir el «caótico escenario», quien obtuvo su tique de cola a las 10:46 horas y finalmente salió de la estación a las 11:23 horas.

Saqué el tique de cola, que incluía dos alternativas: Billetes y Otras gestiones a las 10:46 horas; aunque la pantalla no daba la vez. A las 11:23 horas salí apresurado de la estación con mis billetes para recuperar el tiempo perdido. El movimiento de viajeros por pasillos y andenes en ese momento era más bien bajo.

Lamenta.

Conforme explican los usuarios presentes en la estación de Castellón este viernes, «la cola formada por los clientes se extendía fuera de la oficina y, para empeorar las cosas, después de un cuarto de hora de espera, la empleada anunció,

Que solo vendería pasajes anticipados a aquellos que ya estaban dentro de la oficina en ese momento.

La empleada de la ventanilla, junto con otra persona que salió y luego volvió al despacho interior, alentaron a los clientes desesperados a presentar reclamaciones, expresando disculpas por los inconvenientes que también les afectaban. A pesar de la situación, nadie optó por presentar una queja en la ventanilla, conscientes de que eso solo habría ralentizado aún más la cola.

Relacionados  El CERMI CV se suma a la denuncia contra Renfe y Adif en Vila-real

Algunos clientes, especialmente extranjeros, dedicaban considerable tiempo a solicitar explicaciones sobre sus posibles rutas y horarios, sin embargo, la ventanilla de información «brillaba por su ausencia». Aseveran.

Finalmente, otro de los afectados aludió,

La racanería de ventanillas y personal por parte de Renfe, emula la política despectiva de los bancos con los pueblos: Acabar con el monopolio de Renfe en Castellón es más urgente que la llegada del AVE.

Las personas que se vieron afectadas en la desesperada cola quieren destacar «la admirable profesionalidad de la empleada que logró solidarizar a los que esperaban para ser atendidos, evitando así cualquier intento de motín, lo que le valió manifestaciones de apoyo por parte de los usuarios». Concluyen.

Fotografías: PdeTeresa.