Denuncian la muerte y abandono de una vaca en el Prat de Cabanes-Torreblanca

Denuncian la muerte y abandono de una vaca en el Prat de Cabanes-Torreblanca

El animal formaba parte del ganado que hace tres meses fue introducido en el parque natural como parte de un proyecto medioambiental.

 

El grupo ecologista Gecen ha denunciado la muerte de una vaca cuyo cuerpo fue encontrado en el Prat de Cabanes-Torreblanca en un estado avanzado de descomposición. Este lugar es una zona «no autorizada» de pastoreo de alto valor medioambiental debido a la nidificación de aves protegidas, y el grupo ha solicitado medidas a la Conselleria.

Según Gecen, la vaca formaba parte del ganado introducido en el parque natural hace tres meses como parte de un proyecto para gestionar la vegetación, diversificar el hábitat y la biodiversidad, prevenir incendios y fomentar la ganadería extensiva.

Los ecologistas explican que el proyecto Naturaleza Pastoreada, liderado por la Fundación Global Nature y con el apoyo del Ayuntamiento de Torreblanca y la Concejalía de Agricultura, contó con el ganadero propietario de las vacas y la cesión de una parcela.

Según Gecen, al ganadero autorizado se le otorgó una extensa parcela habilitada para el pastoreo bajo su responsabilidad. Sin embargo, durante una inspección reciente realizada por los responsables del parque, se descubrió que el ganado había sido trasladado arbitrariamente a otra parcela donde estaban nidificando aves protegidas.

Cuando se pidió al ganado que abandonara esa parcela, se descubrió que faltaba una vaca, que luego fue encontrada muerta y en avanzado estado de descomposición cerca de una acequia fangosa. Esto, según Gecen, evidencia que ni el ganadero ni los responsables del proyecto realizaron un seguimiento adecuado del ganado durante varias semanas.

A pesar de que se informó al ayuntamiento y al ganadero sobre la situación, una semana después el cadáver aún no había sido examinado sanitariamente ni retirado del lugar.

Relacionados  Nueva pasarela ciclista y peatonal sobre la CV-329 en 'Vía Verde de Ojos Negros'

Ante esta situación, los ecologistas exigen la intervención de la Conselleria para tomar las medidas necesarias y evitar que casos similares vuelvan a ocurrir. Además, señalan la necesidad de una gestión profesional y efectiva en los espacios protegidos, destacando la importancia de comprender el valor medioambiental de estas áreas y la necesidad de un control continuo del ganado.