Desarticulada organización criminal que contaba con armas de guerra

Desarticulada organización criminal que contaba con armas de guerra

VÍDEO - La organización empleaba testaferros para alquilar tanto las naves agrícolas como los vehículos que utilizaban en sus actividades ilícitas.

 

La Policía Nacional ha desmantelado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, la cual operaba con armamento de alto calibre. Esta banda utilizaba extensas instalaciones agrícolas y ganaderas en diversas ubicaciones de España para llevar a cabo el cultivo intensivo de marihuana, destinada a su posterior distribución. En total, se han arrestado diez individuos y se han incautado 3.300 plantas de marihuana, así como 85 kilos de droga lista para su venta, además de armas de guerra y munición.

La investigación comenzó en diciembre de 2023 tras recibir información sobre una posible operación ilegal en una nave ganadera en La Gineta (Albacete). Las pesquisas iniciales confirmaron que varias personas visitaban regularmente la nave vigilada, permaneciendo breves períodos antes de viajar a Barcelona en vehículos de alquiler, donde residían.

Se descubrió que estas personas presuntamente formaban parte de una organización criminal establecida en Cataluña, la cual operaba regularmente en naves agrícolas y ganaderas ubicadas en diversas localidades de Albacete, Teruel y Valencia. La investigación avanzada reveló que la red criminal estaba estructurada en varios niveles jerárquicos: en el primer nivel estaban los líderes o cabecillas, dos hombres de nacionalidad serbia que coordinaban las actividades de los otros miembros; en el segundo nivel, un español y un armenio que gestionaban la logística y el mantenimiento eléctrico de las plantaciones; y en el tercer nivel, miembros de origen serbio, croata y polaco que residían dentro de las plantaciones realizando labores de mantenimiento, cultivo y recolección de marihuana.

Los investigadores determinaron las ubicaciones exactas de las naves alquiladas por la organización en La Gineta (Albacete), Utiel y Fuenterrobles (Valencia), y Calaceite (Teruel). También descubrieron que la red utilizaba testaferros o «hombres de paja» como intermediarios para el alquiler de las naves y vehículos utilizados.

Relacionados  Una mujer muere al caer a las vías del metro en Valencia

Tras identificar a los miembros de la organización, sus domicilios y los inmuebles donde cultivaban ilegalmente marihuana, se realizaron registros y detenciones. Se llevaron a cabo registros en cuatro naves agrícolas-ganaderas en Albacete, Valencia y Teruel, donde se incautaron 3,300 plantas de marihuana y 85 kilogramos de cogollos listos para la venta. Durante los registros, se encontraron complejos centros de producción equipados con tecnología avanzada para optimizar el crecimiento y la calidad de la marihuana.

Para aumentar la productividad del cultivo con cosechas cada 90 días, las plantaciones estaban organizadas en varias zonas: una para los esquejes que se convertían en plantas, otra para el crecimiento de los cogollos y una tercera para la limpieza, secado y envasado al vacío de la marihuana, facilitando así su transporte discreto en vehículos terrestres.

Además de los registros en las naves, se realizaron registros domiciliarios en Barcelona y en Mont Roig del Camp y Salou (Tarragona), donde se encontraron tres granadas de mano de la guerra de los Balcanes listas para su uso. La intervención de expertos del TEDAX-NRBQ fue necesaria para asegurar y retirar estos artefactos peligrosos.