Desarticulado un grupo criminal familiar dedicado al robo de hierro fundido en la Comunitat Valenciana

Los agentes han logrado recobrar 4.000 kilogramos de estos moldes valorados en más de veinte mil euros.

 

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a 3 varones y ha investigado a otros 3; todos ellos de exactamente la misma familia y de entre diecinueve y treinta y ocho años, como supuestos miembros de un conjunto criminal dedicado al robo de moldes de hierro derretido.

Los implicados habrían cometido distintos robos en una compañía dedicada a la fabricación de objetos de vidrio en la localidad de l’Olleria (Valencia), por lo que se les ha encausado un delito continuado de robo con fuerza y otro de pertenencia a conjunto criminal.

En el marco de la operación ‘Bufadors’, los agentes han logrado recobrar 4.000 kilos de moldes de hierro forjado valorados en más de veinte mil euros. Tanto de los detenidos como de los investigados se ha dado cuenta al Juzgado de Guardia e Instrucción de Ibi, quien ha decretado la libertad con medidas cautelares de los 3 detenidos, conforme ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

Las investigaciones tuvieron su origen el día pasado tres del mes en curso, cuando el equipo ROCA de la Guardia Civil de Ibi, a lo largo de una inspección en una chatarrería situada en San Vicente del Raspeig, encontró diferentes moldes de hierro derretido usados para la fabricación de objetos de vidrio por el procedimiento del prensado, todos ellos de dudosa procedencia, por lo que los agentes decidieron comenzar la investigación.

Tras un examen pormenorizado del material hallado, los agentes encontraron a su lícito dueño, tratándose de una compañía dedicada a la preparación de piezas de vidrio, situada en el ayuntamiento valenciano con tradición de fabricación de vidrio de l’Ollería.

También, los responsables de la compañía no tenían conocimiento que le habían sustraído dichas piezas. El día cuatro del mes vigente, la compañía, en el Puesto de la Guardia Civil de l’Ollería, interpuso la pertinente demanda, donde hizo constar la sustracción de un total de cuatrocientos noventa palets con distintos moldes de hierro valorados en más de setenta mil euros.

UN REVENTÓN

A la vez que se interponía la citada demanda, miembros del Puesto de la Guardia Civil de Castalla, en la autovía A-7 a la altura de Tibi, encontraban una furgoneta que acababa de padecer un pinchazo en una de sus ruedas.

Los agentes apreciaron que la causa del pinchazo se había debido a un sobrepeso de la carga que portaba el vehículo, por lo que decidieron revisar su contenido. En su interior, encontraron gran cantidad de moldes con idénticas peculiaridades a las encontradas en la chatarrería y que terminaban de ser sustraídas de exactamente la misma empresa que estaba interponiendo la demanda. Por lo que se procedió a la detención de los dos ocupantes del vehículo.

En una segunda fase de la operación, el día ocho de noviembre, procedieron a detener a una tercera persona, que de manera conjunta con los dos detenidos días antes, eran quienes transportaban y vendían el material sustraído en la chatarrería inspeccionada. Además de esto, otros 3 varones han sido investigados por su participación en funciones de apoyo, vigilancia y cooperación en la comisión de uno de los últimos latrocinios.

A lo largo de las actuaciones efectuadas el Equipo ROCA contó con el apoyo de unidades de Seguridad Ciudadana del Puesto Principal de Ibi y de los Puestos de Castalla y Sax.