Detectados 6 focos junto a las vías del tren en el incendio de Caudiel-Castellón

Carles Mulet (Compromís) deseaba saber si había perseverancia de que el incendio se generó por las chispas o si se habían detectado otros incendios o intentos por el paso de este tren.

 

La Guardia Civil encontró hasta 6 focos al lado de la vía férrea en la investigación del incendio forestal de Caudiel (Castellón) de junio, cuando se quemaron unas ciento cincuenta hectáreas, determinando que fue provocado por la acción del tren de mercancias «probablemente a raíz de partículas incandescentes del sistema de frenado».

Así consta en una contestación parlamentaria del Gobierno al miembro del Senado de Compromís, Carles Mulet, que deseaba saber si había perseverancia de que el incendio se generó por las chispas o si se habían detectado otros incendios o intentos por el paso de este tren, aparte de demandar medidas para eludir nuevos fuegos de esta clase.

En la contestación, el Ejecutivo recuerda que las comunidades autónomas son las responsables de prevención y extinción de incendios y que, por ende, estas preguntas entran en el campo de la Generalitat.

Además de esto, tras informar de las indagaciones efectuadas a este respecto por la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Paprona) de la Guardia Civil de Segorbe (Castellón), apunta que a lo largo de dos mil veintidós se generaron en la provincia otros dos incendios forestales en los términos de Caudiel (cinco de abril con catorce focos detectados) y Jérica (veintitrés de mayo con 3 focos).

El Gobierno resalta que Adif reactivó el 1 de junio el plan de prevención de incendios que se aplica en toda la red ferroviaria de interés general, como que las áreas implicadas y empresas del campo se regulan para reducir «al límite» el peligro y que se asegura el estado de los frenos de trenes de mercaderías.

La responsabilidad de Adif recae sobre una vigilancia singular en los trabajos de mantenimiento que puedan generar fuentes de ignición.

Explica, y garantiza que se acentúa el control sobre los detectores de temperatura de los ejes de los trenes ante su relevancia en el momento de advertir si circulan con alguna anomalía que genere un sobrecalentamiento.

Además de esto, destaca que todo el personal informa de las situaciones de riesgo y que, en lo relativo a Renfe, a lo largo de dos mil veintiuno y lo que va de dos mil veintidós no se ha reportado ningún incendio localizado en esa zona derivado de la actividad de la operadora.

ESCÁNDALO

Tras conocer la contestación, el miembro del Senado castellonense demanda en un comunicado,

Que el Gobierno lanza balones fuera y da por válida la situación; solamente aportan datos de dos mil veintidós, si lo hiciesen año por año estaríamos frente a un escándalo. Un tren no puede ir ocasionando alegremente incendios y después derivar la responsabilidad en prevenir estos o apagarlos al gobierno autonómico que no tiene competencias en trenes. Un tren que causa incendios continuos es un tren que no marcha bien y la obligación de ADIF es poner freno a esta situación y terminar con los incendios.

En clave local, el portavoz del conjunto municipal Caudiel Más Vivo-Compromís, Thomas Laimgruber critica que a esta «dejadez» del Gobierno y de Adif se aúna la del gobierno local, ya que «no es ninguna novedad el abandono del entorno por el que discurren las vías» y «hay brigadas de limpieza costeadas con fondos de otras administraciones».