Detenidas 19 personas y desmanteladas siete asociaciones de cannabis en Torrevieja (Alicante)

Detenidas 19 personas y desmanteladas siete asociaciones de cannabis en Torrevieja (Alicante)

Incautan marihuana y armas ilegales y desvelan la comercialización a menores y la elaboración de derivados de la droga como galletas

 

La Guardia Civil ha desmantelado siete asociaciones cannábicas en Torrevieja (Alicante) y ha detenido a 19 personas, cuyas edades oscilan entre los 25 y los 69 años, como presuntos responsables de delitos contra la salud pública y tenencia ilegal de armas. Durante la operación, se han decomisado 9.338 kilogramos de marihuana, entre otras sustancias estupefacientes, así como armas prohibidas. Además, se ha descubierto un centro de producción de derivados de estupefacientes.

Entre los detenidos, se encuentran personas de diferentes nacionalidades, como Reino Unido, Irlanda, Suecia, Noruega, Alemania, Lituania, Chile y España. La operación se inició tras detectar un aumento en el consumo y posesión de cannabis en diversas zonas de la localidad, lo que llevó a llevar a cabo diligencias tanto a personas que no eran socias de las asociaciones como a menores de edad y turistas extranjeros, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado emitido el viernes.

Con el fin de investigar las causas de este incremento, el Puesto Principal de la Guardia Civil de Torrevieja inició la operación ‘Libro Registro’, que forma parte del plan nacional para combatir el cultivo y tráfico de cannabis. La operación se desarrolló en varias fases, desde el 28 de marzo hasta el 26 de abril.

Las acciones policiales revelaron un patrón común en las áreas de la ciudad donde se habían registrado más infracciones por consumo y posesión de drogas, y era que todas estas denuncias estaban relacionadas con asociaciones de cannabis cercanas. En ese momento, los agentes centraron sus investigaciones en siete asociaciones de la localidad.

La Guardia Civil llevó a cabo siete registros en las sedes de las asociaciones y tres en los domicilios de algunos de los responsables. Durante uno de estos registros, se descubrió la existencia de un centro de producción clandestino de hachís, donde se elaboraban chocolates, galletas, resinas, aceites y bebidas.

Relacionados  Golpe al narcotráfico en el barrio San Agustín de Castellón

Los responsables de estas entidades habían comenzado sus actividades bajo la apariencia de asociaciones sin ánimo de lucro. Sin embargo, a medida que avanzaba la investigación, se descubrió que varios de ellos tenían antecedentes policiales relacionados con el tráfico de drogas.

Además, se constató que superaban las cantidades de marihuana permitidas por socio, el consumo no se limitaba al interior de los locales, no mantenían registros del origen de la droga y cuatro de las siete asociaciones no estaban registradas en el Registro Nacional de Asociaciones.

También se descubrió que estas asociaciones no limitaban sus actividades a sus socios, sino que presuntamente vendían drogas a menores y turistas extranjeros recomendados.

APARIENCIA DE LEGALIDAD

Ante estos acontecimientos, la Guardia Civil ha llegado a la conclusión de que las asociaciones investigadas eran simples fachadas diseñadas para aparentar legalidad en el cultivo y supuesta distribución de drogas.

Las fuerzas de seguridad se han incautado de 9.338 kilos de marihuana, 1.276 kilos de hachís, 30 gramos de cocaína, 32 litros de cannabis líquido, 42 plantas de marihuana, 60 botes de cannabis líquido, armas prohibidas y más de 10.000 euros en efectivo.

Los detenidos, según su grado de participación, han sido acusados de pertenencia a grupo criminal, además de los presuntos delitos contra la salud pública y la tenencia ilícita de armas. Todos ellos han sido puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Torrevieja, que han decretado su liberación bajo medidas cautelares.

Las autoridades judiciales han ordenado el cierre temporal de las siete asociaciones implicadas en la investigación por un período de cinco años, como medida preventiva para garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad.