Detenido en el área de servicio de la Plana de Burriana con 6 kilos de bellotas de hachís

Detenido en el área de servicio de la Plana de Burriana con 6 kilos de bellotas de hachís

Los agentes sospecharon del olor en el vehículo y descubrieron los granos de café que suelen usarse para engañar los perros detectores.

 

La Guardia Civil ha arrestado a un hombre de 40 años en la AP-7 de Burriana por supuestamente cometer un delito contra la salud pública, después de encontrar en su vehículo más de seis kilogramos de hachís empaquetado en bellotas. Como parte de los servicios de vigilancia de las costas, puertos, aeropuertos, y vías de comunicación que la Guardia Civil lleva a cabo para prevenir el tráfico de drogas, mercancías ilícitas, contrabando, y redes internacionales de tráfico de sustancias ilegales en la provincia de Castellón durante todo el año, la Guardia Civil estableció un amplio dispositivo de prevención con una fuerte presión policial en las rutas de entrada.

Contando con el apoyo de todas las unidades que pertenecen a la Comandancia de Castellón, la Guardia Civil vigila y controla todos los puntos y vías de acceso a la provincia.

Durante una inspección en la AP-7, en la zona de La Plana de Burriana, los agentes de la Guardia Civil detuvieron a un hombre de 40 años por un presunto delito contra la salud pública al encontrar más de 6 kilogramos de hachís en su vehículo. Los agentes sospecharon del olor y, después de hacer un registro adicional con un perro detector de drogas, descubrieron los granos de café que suelen usarse para engañar los perros detectores. Después de levantar el suelo del maletero, encontraron una bolsa y quince paquetes de bellotas con hachís.

El hombre de 40 años fue arrestado por la Guardia Civil por presunto tráfico de drogas, después de encontrar más de seis kilogramos de hachís en su vehículo. La detención tuvo lugar durante un control de verificación en la AP-7, y los procedimientos han sido remitidos a los Juzgados de Instrucción de Villa-real en funciones de Guardia. La operación fue llevada a cabo por efectivos del Subsector de Tráfico de Castellón, la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón y el Servicio Cinológico de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón.

Relacionados  Aumenta un 13,7 % la criminalidad en la ciudad de Castellón