Detenido en Valencia tras robar la caja fuerte de una discoteca de Sedaví

Efectivos de la Guardia Civil de Valencia, en el marco de la operación 'Springwells', han detenido en Valencia a un hombre acusado de robar la caja fuerte con treinta mil euros al dueño de una disco de la localidad valenciana de Sedaví.

 

Conforme ha informado el Instituto Armado en un comunicado, la operación empezó cuando la Guardia Civil de Valencia recepcionó una demanda por parte del dueño de una famosa discoteca de Sedaví. El denunciante manifestó que habían forzado su nave y sustraído la caja fuerte, que contenía treinta mil euros en efectivo.

Poco más tarde de este hecho delictivo, una patrulla de la Policía Local del El Puig de Santa María, que se hallaba prestando servicio de prevención de la seguridad ciudadana por la localidad, pasadas las cuatro horas observó a un vehículo detenido que tenía pinchada la rueda delantera izquierda.

Los agentes se percataron de que el presunto conductor del vehículo estaba procurando cambiar el neumático. Cuando la patrulla se acercó con la pretensión de aclarar lo sucedido y prestar ayuda, si fuera preciso, el conductor escapó a pie abandonando el turismo. Los agentes, tras un intenso seguimiento de este individuo, consiguieron escabullirse entre las calles de la localidad.

Después, los policías retornaron al vehículo y en el maletero hallaron múltiples herramientas que, probablemente, fueron usadas para diferentes latrocinios como una pata de cabra, destornilladores o cizalla, entre otras muchas.

Más tarde, la Guardia Civil fue conocedora de que esa noche se cometió un robo en un polígono industrial del El Puig de Santa María. Se sustrajo un soldador de gama alta, un PC portátil, radiales y baterías.

Los agentes pudieron detener por último a un hombre, de treinta y tres años y nacionalidad argelina, por los delitos de robo con fuerza en las cosas, robo de vehículo, hurto de vehículo, falsificación de documentos públicos, desobediencia, conducción temeraria y delito de conducción de vehículo sin haber logrado la autorización pertinente. El autor de los hechos delictivos se identificó frente a los agentes en el instante de la detención con un permiso de residencia falsificado.

Además de esto, la Guardia Civil intervino 4 automóviles de gama alta valorados en más de ciento setenta y ocho mil euros que ya han sido devueltos a sus lícitos dueños. Estos vehículos fueron empleados para cometer los delitos con las placas de matrículas dobladas.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Catarroja y se dictaminó el ingreso en cárcel del detenido.