Detenidos dos hosteleros de Vinaròs por presuntamente obligar a trabajar en condiciones infrahumanas en la Sènia

La mujer viajó especialmente desde Colombia para trabajar en el restaurante bajo la promesa de un salario de mil euros al mes, pernoctación y conservación y regularización de su permiso de trabajo.

 

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional han detenido a los dos responsables de un restaurante de la Sènia (Tarragona) por presuntamente obligar a una mujer a trabajar como chef en «condiciones infrahumanas». Los detenidos asimismo dirigían dos establecimientos en Vinaròs (Castellón).

Conforme un comunicado de la policía catalana de este martes, las jornadas de trabajo eran «larguísimas», la maltrataban verbalmente de forma continuada y el dueño -quien la echó del trabajo y el domicilio sin sus cosas y sin pagarle nada- le impedía salir a conocer a la población.

La mujer viajó especialmente desde Colombia para trabajar en el restaurante bajo la promesa de un salario de mil euros al mes, pernoctación y conservación y regularización de su permiso de trabajo.

El día diecinueve de abril asistió a una comisaría de Mossos para denunciar que era víctima de explotación laboral y la policía catalana impulsó la investigación -que prosigue abierta- al lado de la Policía Nacional, y en cooperación con el apoyo de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social.

Los agentes detuvieron a los responsables del local el catorce de junio tras 3 inspecciones, y asimismo a una tercera persona que trabajaba y tenía documentación que no era suya.

El local de la Sènia no disponía de ningún género de licencia municipal, seguro, plan de riesgos laborales ni certificación de medidas de seguridad, aforo u hojas de reclamación.