Detenidos ‘in fraganti’ con una tonelada de cable robado

Detenidos ‘in fraganti’ con una tonelada de cable robado

La policía notó la presencia de un vehículo que se desplazaba en sentido contrario con el conductor hablando por teléfono móvil.

 

La Policía Local de València ha detenido a tres individuos que presuntamente fueron sorprendidos dentro de una furgoneta con casi una tonelada de cable robado en el área del Marítimo. Los agentes comenzaron a seguir al vehículo cuando lo vieron circulando en sentido contrario por la Carretera del Riu, mientras el conductor hablaba por teléfono.

Según informó la Policía Local, la detención fue realizada por agentes de la Comisaría de Proximidad del Marítimo que estaban realizando labores de vigilancia en Pinedo. Aproximadamente a las 9:35 horas de este martes, los agentes, que estaban llevando a cabo sus tareas habituales de vigilancia de seguridad ciudadana en la Carretera del Riu, se encontraron con un vehículo que circulaba en dirección contraria, con tres personas a bordo y cuyo conductor estaba usando el teléfono mientras hacía maniobras.

Los ocupantes del vehículo continuaron hasta una calle cercana donde estacionaron la furgoneta en cordón, junto a otra. En ese momento, los tres individuos salieron del vehículo, dos de ellos se quedaron vigilantes mientras uno comenzaba a transferir rollos de cable negro de un vehículo a otro.

Los agentes intervinieron en el lugar mientras los tres hombres cambiaban la posición de los vehículos para facilitar el traslado del material. Frente a la presencia policial, adoptaron una actitud nerviosa y desafiante, afirmando que no se conocían entre ellos y tratando de abandonar el lugar.

Una vez detenidos por los agentes, intentaron dar explicaciones: uno dijo que iba a trabajar, otro afirmó que volvía a una finca a la que había ido antes, mientras el tercero cerraba las puertas de la furgoneta.

Relacionados  Prisión por atracar a punta de cuchillo un local de ocio en Gandía

Los agentes inspeccionaron el interior y descubrieron una gran cantidad de rollos de cable negro de aproximadamente 160 centímetros de longitud que ocupaban el ancho del vehículo, así como varios mazos de cable fino de diferentes colores en el maletero.

Además, en el asiento del copiloto encontraron una mochila que contenía nueve pares de guantes protectores, dos alicates de corte de cable, un alicate de punta doblada, dos llaves inglesas grandes y dos tijeras de mango largo. La cantidad total de cable ascendía a 994 kilos. Por todo esto, la patrulla detuvo a los tres hombres e inmovilizó los vehículos, que quedaron bajo disposición de la autoridad judicial en el depósito municipal.