Diputación de Castellón presenta alegaciones contra la MAGDA

Diputación de Castellón presenta alegaciones contra la MAGDA

Estas alegaciones se basan en la ubicación de las placas solares en Les Coves de Vinromà y Benlloc y la extensa línea de evacuación que atravesará el interior de Castellón.

 

Cumplir con los compromisos y velar por el territorio y los ciudadanos de Castellón es una prioridad fundamental para la presidenta de la Diputación Provincial, Marta Barrachina, desde el inicio de su mandato. Conforme explica la entidad provincial en un comunicado. En este sentido, la Diputación Provincial de Castellón ha presentado alegaciones contra la modificación de la autorización previa y la solicitud de autorización administrativa para la construcción de la megaplanta fotovoltaica Magda, así como su infraestructura de evacuación en la provincia.

Marta Barrachina ha reiterado el compromiso de la Diputación de Castellón con los 135 municipios de la provincia, destacando que este gobierno provincial cumple con la promesa hecha a las localidades afectadas por proyectos de megaplantas fotovoltaicas. Hace apenas dos meses, la presidenta, junto con la vicepresidenta, María Ángeles Pallarés, y el diputado del área, José María Andrés, se reunió con representantes municipales perjudicados por este tipo de proyectos.

Desde el inicio de su mandato, la presidenta ha dejado claro que la institución provincial defenderá con firmeza el presente y el futuro de la provincia de Castellón, protegiendo el territorio y los intereses de todos los vecinos que puedan verse afectados por estos proyectos.

La presentación de alegaciones ante proyectos que puedan impactar en el territorio y que son objeto de rechazo por parte de los municipios es una demostración efectiva de ese compromiso.

Según Marta Barrachina.

En primer lugar,

La Diputación de Castellón ha presentado alegaciones ante la dependencia del área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno de Castellón en contra del proyecto de la planta solar fotovoltaica Magda.

Estas alegaciones se han presentado en coordinación con los municipios afectados por el proyecto. Marta Barrachina ha destacado que la mayoría de estos municipios son pequeños y carecen de los recursos necesarios para enfrentar judicialmente un proyecto de esta magnitud. Por tanto, la Diputación se convierte en el canal de comunicación y la voz de estos municipios.

La presidenta de la Diputación subraya la importancia de que el Gobierno de España esté al tanto de esta situación y comprenda que deberá escuchar a la provincia de Castellón en este asunto.

La Diputación se compromete a defender a los 13 municipios afectados por el proyecto Magda y a trabajar para asegurar un futuro adecuado para la provincia.

Marta Barrachina enfatiza que se cree en la viabilidad de las energías renovables, la sostenibilidad medioambiental y la planificación territorial, así como en el desarrollo económico. Sin embargo, considera que todos estos aspectos deben abordarse mediante el consenso y el diálogo con todas las partes involucradas. Además, subraya,

La transición energética no debe basarse en la destrucción del territorio ni en perjudicar el desarrollo social, económico y cultural de sus habitantes.

Las alegaciones presentadas por la Diputación provincial se centran en aspectos que podrían tener un impacto significativo en el valor ambiental, social, turístico y patrimonial de los municipios afectados y de la provincia en su conjunto. Los informes técnicos de varios ayuntamientos afectados han identificado al proyecto Magda como una amenaza para la biodiversidad, el paisaje, el patrimonio, la actividad socioeconómica y la calidad de vida de los habitantes de las localidades involucradas.

Relacionados  Unión en Diputación para defender sectores clave de Castellón

Estas alegaciones se basan en la ubicación de las placas solares en Les Coves de Vinromà y Benlloc, así como en la extensa línea de evacuación que atravesará el interior de Castellón, interconectándose con otras infraestructuras eléctricas existentes y aumentando así las afectaciones al territorio.

Los municipios afectados por este proyecto incluyen Vilanova d’Alcolea, la Torre d’en Domènec, Alcalà de Xivert, Torreblanca, Vall d’Alba, Cabanes, Vilafamés, Sant Joan de Moró, Borriol, Castellón y Almassora.

La Diputación ha presentado alegaciones de manera conjunta para defender los intereses de estos municipios y de la provincia en su conjunto, en línea con su compromiso de proteger el presente y el futuro de la provincia, así como el territorio y los intereses de todos los vecinos que puedan resultar perjudicados por proyectos de esta índole.

La presidenta de la Diputación, Marta Barrachina, enfatiza que seguirán brindando los recursos necesarios para que los municipios puedan defender sus intereses y asegura que la Diputación siempre estará al lado de los municipios más pequeños, apoyándolos para que su voz sea escuchada con fuerza ante las autoridades competentes en estos asuntos.