Diputación pone en valor la «importante» labor de la asociación SPAM en materia de igualdad y prevención de violencia de género

La vicepresidenta de la Diputación, Patricia Puerta, se ha desplazado hasta la sede de la Asociación Servicio Psicopedagógico de Atención al Menor (SPAM) para conocer in situ las instalaciones, los programas que desarrolla y sus equipos directivos y técnicos.

Se trata de un encuentro que forma parte de la ronda de contactos que Puerta mantiene con todas las entidades a las que subvencionan las áreas de Bienestar Social e Igualdad. Se da la circunstancia de que SPAM recibió 9.000 euros de subvención en 2021 para la ejecución de sendos programas en la provincia sobre acompañamiento a la inserción sociolaboral de mujeres en riesgo de exclusión social y prevención de violencia de género en adolescentes.

Son ayudas que SPAM recibió tras presentarse a las convocatorias realizadas por los departamentos que dirige Puerta mediante el procedimiento de concurrencia competitiva y a las que podrá optar en 2022 con la presentación de proyectos en materia de Bienestar Social e Igualdad.

Esta entidad es una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la atención psicológica y social de las personas y colectivos a los que atiende (familia, infancia, adolescencia y mujer) mediante la creación y la prestación de los servicios y programas.

La vicepresidenta ha agradecido la labor desarrollada por SPAM, poniendo de manifiesto que «coincide con dos de las prioridades de la Diputación progresista de Castellón para seguir avanzando hacia la consecución de una sociedad más justa e igualitaria: ayudar, también en el ámbito rural, a que las mujeres en riesgo de exclusión puedan desarrollar un proyecto autónomo de vida, y realizar acciones en materia de prevención de violencia de género».

Proyectos subvencionados en 2021

Respecto al programa de acompañamiento a la inserción sociolaboral de mujeres en riesgo de exclusión social, al que la institución provincial destinó cerca de 7.000 euros, la vicepresidenta ha afirmado que el objetivo era el de contribuir a que «las mujeres residentes en nuestros municipios en riesgo de exclusión puedan mejorar su calidad de vida y adquirir la cualificación necesaria para acceder al mercado laboral».

El segundo de los proyectos, subvencionado con alrededor de 2.000 euros, tenía como finalidad la puesta en marcha de un taller para la prevención de violencia de género dirigido a alumnas y alumnos de entre 12 y 16 años de institutos de poblaciones del ámbito rural de la provincia como Vall d’Alba, Cabanes, Vilafranca, Benassal o Sant Mateu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *